Micro Machines World Series: el videojuego que te llevará a tu infancia

Coches diminutos luchan encima de una mesa en esta nueva versión del clásico.

La nostalgia es un gran negocio. Sólo tienes que mirar a tu alrededor: existen nuevas versiones de ‘Los Vigilantes de la Playa’ (ummmm…) y del Alpine A110 (bien). Así, no es extraño que Codemasters haya visto un hueco para relanzar un clásico: Micro Machines World Series, realizado especialmente para la actual generación de consolas.

Aquellos que no estéis familiarizados con este concepto no sabréis que el videojuego original se llamaba Micro Machines, así, tal cual. Unos coches y camiones diminutos participaban en carreras tumultuosas alrededor de mesas de billar, suelos de dormitorios y restos de desayunos. Un charco de mermelada estratégicamente situado nunca ha sido tan decisivo en el resultado de una prueba automovilística.

Rebautizada como Micro Machines World Series, esta nueva versión captura todo lo que hizo brillante la primera: circuitos ingeniosos, derrapes y la oportunidad de machacar a tus compañeros empujándolos hacia un abismo de linóleo mientras haces drift rozando un tazón de cereales.

Como suele pasar, Micro Machines World Series se disfruta más con tres amigos en un sofá, especialmente si se toman este asunto un poquito demasiado en serio. El modo clásico de eliminación de cuatro jugadores, que se va ‘librando’ de los pilotos si no son capaces de seguir el ritmo del líder, es tan entretenido e instantáneamente vengativo como lo era en el videojuego clásico.

Los siete mejores momentos de los videojuegos de coches.

Si no tienes amigos (o no están disponibles inmediatamente para estas cosas) es algo menos divertido, pero existe la opción de competir contra un puñado de desconocidos en una carrera online para 12 jugadores. El modo Batalla, también multijugador (os echáis a la arena y a ver qué pasa), está muy bien durante unos 20 minutos, aunque al final te llena tanto como comerte una sola patata frita de la bolsa.

No hay un campeonato que pueda completar un solo jugador, pero sí la posibilidad de ‘refriegas’ individuales en cada uno de los tipos de evento. No esperábamos la narración de una novela de Dostoyevsky, si bien cierta estructuración no habría venido mal…

Ésta es la razón por la que Porsche no aparecía en la mayoría de videojuegos de coches.

Micro Machines World Series apunta a una nueva generación de jugadores y a unos pocos millenials nostálgicos que saben lo que es la auténtica experiencia Micro Machines. Y no nos referimos sólo al dolor agudo que sientes al pisar con los pies descalzos un diminuto Chevy Bel Air del 57…

Tags

  • Coches de videojuego
  • Videojuegos de Coches

Lecturas recomendadas