El glorioso motor Wankel: los mejores coches que lo montaron

A vueltas con el motor perfecto...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Te gustan los coches distintos? Pues hoy te traemos dos tazas: aquí tienes los mejores vehículos dotados de motor Wankel... para que dejes alucinados a todos tus colegas con tus conocimientos y el excelente provecho que le sacas a tu tiempo libre. 

Por si no conoces el motor Wankel, debes saber que fue diseñado en la década de 1920, aunque hasta mediados de siglo nadie se atrevió a instalarlo en un vehículo por las dificultadas que entrañaba su particular forma de trabajar -¿sabes cómo funciona un motor de combustión?-. Constituido por una cámara de combustión en forma de ‘ocho’ en cuyo interior gira un rotor que mueve los gases dentro del bloque y a su vez actúa como elemento divisor entre las distintas áreas, esta peculiar solución mecánica tiene las ventajas de ser realmente suave y simple -gracias a la ausencia de tantas partes móviles como en un bloque de cuatro tiempos-... con el inconveniente de un mayor consumo de combustible, lubricante y una cifra mucho más elevada de emisiones. 

A pesar de que su aplicación en modelos de gran escala terminó siendo descartada debido a la dificultad para cumplir las cada vez más restrictivas medidas anticontaminación presentes en los distintos mercados, han existido varios modelos cuyo corazón latía de un modo... giratorio. A continuación te dejamos a los mejores. 


NSU Spider

El glorioso motor Wankel - NSU Spider

Uno de los primeros automóviles en incorporar el motor Wankel fue el NSU Spider, un pequeño descapotable que fue presentado por primera vez en el Salón de Frankfurt de 1964. Su pequeño bloque de medio litro de cilindrada era capaz de entregar 50 CV -54 en los modelos posteriores- y estaba montado sobre el eje trasero, pudiendo hacer al conjunto alcanzar los 100 km/h desde parado en sólo 14,5 segundos. ¿No te suena nada este fabricante? Ya te vale... deberías saber que de su fábrica salieron modelos tan importantes como el Porsche 924 o el 944, dos de los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros

 

Mercedes-Benz C111

El glorioso motor Wankel - Mercedes-Benz C111

A finales de los años 60 la firma alemana afincada en Stuttgart comenzó a trabajar en el Mercedes C111, uno de los concept cars -aquí tienes a los mejores y peores jamás diseñados- más revolucionarios de su tiempo. En las dos primeras versiones del modelo los ingenieros de la marca montaron un motor Wankel de tres rotores con 280 CV en el primer prototipo y 370 en el segundo, que según las estimaciones podría haber alcanzado los 290 km/h de velocidad punta gracias a su ligera y aerodinámica carrocería de fibra de vidrio. La tercera variante del coche montó un bloque diésel y en 1991 apareció una cuarta con otro de gasolina V8 de 500 CV, aunque finalmente el proyecto fue desechado. 

 

Aerovette

El glorioso motor Wankel - Chevrolet Aerovette

Aunque pueda parecerte imposible con la mentalidad yanqui de que todo lo que tenga menos de ocho cilindros merece ser destruido con una granada, Chevrolet también hizo sus pinitos con el motor rotativo o Wankel en uno de sus modelos estrella: el Corvette. Denominado Aerovette para el público y XP-895 de modo interno, este espectacular prototipo presentado en 1973 retomaba las formas del anterior XP-882 -descartado por John DeLorean, el creador del coche de Regreso al futuro- cambiando el V8 original por dos bloques unidos para sumar un total de cuatro rotores que eran capaces de desarrollar 425 CV. La crisis del petróleo desatada en el año de su debut como concept car hicieron que la firma desestimara el proyecto definitivamente. 

 

Mazda RX-7

El glorioso motor Wankel - Mazda RX-7

5 motivos por los que deberían volver los faros escamoteables

Si un fabricante puede presumir de haber apostado por el motor Wankel, es Mazda -aquí tienes a todos sus motores rotativos reunidos-. Aunque podríamos haber elegido a cualquiera por su importancia dentro del mundo del automóvil, nuestro preferido es, sin duda, el RX-7. Apareció por primera vez en 1978 y tuvo 24 maravillosos años de vida distribuidos en tres generaciones, cuyos modelos más conocidos son los pertenecientes a la última. Te gustan sus formas, ¿eh? Es normal... y es que es muy difícil imitar un diseño tan espectacular que debería volver gracias al RX-9 que podría llegar en 2020

 

Audi A1 e-tron

El glorioso motor Wankel - Audi A1 e-tron

¡Guardad las antorchas! Estamos de acuerdo en que no es un modelo precisamente espectacular... pero sí un rayo de esperanza para los amantes del motor rotativo. La versión eléctrica del A1 se llamaba e-tron y, aunque no llegará nunca a la producción, sí que sirvió para que la marca mostrara su idea de cómo podría ser un vehículo así en el futuro. Por si te lo estás preguntando, sí: el coche llevaba un Wankel de cuarto de litro de cilindrada para generar carga y alimentar a sus baterías, capaces de acumular una autonomía de 50 kilometrazos.

Lecturas recomendadas