El nuevo coche de Ken Block es un Mustang Hoonicorn V2 de 1.400 CV

El Mustang Hoonicorn V2 es el nuevo coche de Ken Block. El famoso piloto de drift tiene un nuevo juguete de 1.400 CV para derrapar y quemar rueda.

Ver galería

El nuevo coche de Ken Block es un Mustang Hoonicorn V2 de 1.400 CV que funciona con metanol. Ahí es nada.

Visualmente, el Mustang Hoonicorn de Ken Block se basa en un Mustang del 1965, aunque lo cierto es que no tiene nada más en común con cualquiera de las versiones de la historia del Ford Mustang. Es un coche creado para soportar el trato más duro inimaginable que está inspirado en los coches del WRC y del DTM, pero con aspecto de clásico.

"Cuando digo que esto es absolutamente lo más bestia que haya conducido nunca, no exagero. En absoluto". Así se refiere Ken Block a su renovado Hoonicorn V2, una montura que ya en su versión inicial había llamado la atención de Lewis Hamilton, que incluso le hizo una oferta de compra, que convenientemente fue rechazada por Ken Block.

Así suena el nuevo coche de Ken Block, el Mustang Hoonicorn

 

Pero, ¿cuál es la modificación que lo ha hecho tan brutal? Si tienes un coche con un motor V8 Roush Yates con 6,7 litros de cilindrada y 845 CV es difícil que necesites más potencia. Sin embargo, eso es justo lo que quería Block: "Teníamos la aprobación para hacer un nuevo concepto de vídeo con el Hoonicorn, pero necesitaba más potencia para lo que quería hacer".

No te pierdas: Vídeo de todas las gymkhanas de Ken Block

Así pues, su equipo se puso manos a la obra y, para resumir, fue capaz de exprimir la maquinaria hasta los… ¡1.400 CV! El método es sencillo: le han metido dos turbos capaces de darle una presión máxima de ¡8,8 bares! al férreo V8. Completa el panorama el metanol como combustible, y ya tenemos una máquina que, en palabras de Hoonigan Racing, los padres del Hoonicorn original y también de este V2, es capaz de "vaporizar las ruedas de Block instantáneamente". Ni siquiera la tracción integral ni el patrocinio de Toyo les permite decir que el coche conserva los neumáticos.

"Yo desarrollé el concepto sobre la idea general de lo que quería con dos turbos debajo del capó, y se lo pasé a mi equipo. Ellos volvieron con un proyecto viable y añadieron el metanol a la puesta a punto para lograr la potencia que yo quería. ¡Terminamos con 1.400 CV! Cuando el motor se pone a girar, lleva mis ruedas Toyo hacia la destrucción tan rápidamente que no puedo subir marchas suficientemente rápido", dice el piloto. "Es una auténtica locura tratar de conducir este monstruo. Es impresionante".

El estreno oficial del Hoonicorn V2 de Ken Block llegará en tan sólo unos días, el 18 de octubre, cuando grabarán ese primer vídeo seguramente lleno de humo, ruido y destreza al volante del piloto americano.

Ver galería

Tags

  • Drift
  • Ken Block