El nuevo Volkswagen Beetle Dune 2016 es lo que siempre has querido, ¿no?

El más chulo de una familia chula. Lío seguro en casa

Ver galería

Volkswagen nos acaba de mostrar cómo es el nuevo Beetle Dune 2016. La verdad es que ya hace años que sabemos que existe algo con el nombre de Dune. No, no me refiero a la película (si no las has visto, probablemente seas asquerosamente joven, pero te perdono), sino al concept que se dejó ver en el Salón de Detroit de 2014.

Pero la realidad manda y probalemente el responsable de diseñar los procesos de producción, lo hace más aún, por lo que el modelo final es más parecido al Beetle de lo que te podrías imaginar hace un par de años.

¿Y el resultado? A la luz está que el nuevo Beetle Dune tiene una pinta estupenda: carrocería sobreelevada, pasos de rueda ensanchados, llantas grandes y bonitas... Pero vayamos por partes.

Por fuera se inspira en los Dune Buggies que aparecieron en California en los años 60. La gente, con más ganas de pasarlo bien que dinero en el bolsillo, recurría a los VW Escarabajo de la época (perdón, que ahora se llaman Beetle) para prepararlos. De ahí surgieron modelos estilo 'outlaw', tipo 'Baja' o 'Dune', que son los que se preparaban para hacer el loco por las dunas de arena de las playas. Básicamente, cogían el coche, quitaban todo lo que no necesitaban y le colocaban un V8 sobre el eje trasero. Olé.

El caso es que los nuevos Volkswagen Beetle Dune, tanto Coupé como Cabrio, son más altos (+10 mm), más anchos (+14 mm) y tienen unas vías mayores: + 7 mm delante y 6 mm más detrás, lo que ya de por si le da mas empaque. Además, tiene elementos que siempre dan un toque más molón, como unos paragolpes a medio camino entre deportivos y camperos (delante tienen una toma de aire al estilo de los Seat León Cupra, pero más alargada), llantas de 18 pulgadas de diseño exclusivo, pasos de rueda en acabado negro, taloneras o el siempre vital logo para dejar claro que has pagado más por una versión especial. Ah, no puedo dejar de mencionar el spoiler trasero, que según Volkswagen no solo tiene carácter estético, sino que también proporciona downforce. Por si te vas a Nürburgring...

El interior del nuevo Beetle Dune sigue con ese aire crossover. Por ejemplo, las costuras tienen tonos en color naranja cerámica y los relojes el fondo del mismo color. Además, para que no se te olvide, en el volante también hay una chapita con el logo 'Dune'.

Y ya que se supone que eres un tipo (o tipa) con estilo, el equipamiwnto no está nada mal. Se basa en el Design del resto de la gama Volkswagen. Es decir, que aparte del climatizador doble llevas sensores de luces y lluvia, asientos deportivos, pantalla multifunción en color en el cuadro de relojes y el sistema de audio con la pantalla en colro de 6,3 pulgadas. Aparte, el Dune añade sensores de parking delanteros y traseros y el kit estético específico.

¿Y de motores? El nuevo Volkswagen Beetle Dune llega con propulsores potentes, al menos en un principio. En diésel solo existe el 2.0 TDI de 150 CV, mientras que en gasolina, los TSI son el 1.4 de 150 CV y el 2.0 de 220 que también monta el VW Golf GTI. Eso sí, en todos los casos la caja manual es de serie y la DSG opcional.

En cuanto a los precios, un Volkswagen Beetle Dune arranca en los 25.200 euros para el 1.4 TSI Coupé y 29.400 del Cabrio. Del TDI aún no nos han dado ningún dato...

Tags

  • Volkswagen
  • Volkswagen Beetle
  • Descapotables