Nürburgring, tomado al asalto por… ¡autobuses!

Y por furgonetas. ¡Ver para creer!

A lo largo de los años, el Circuito de Nürburgring se ha convertido en la Meca para los petrolheads de todo el mundo. Quizá ir allí en 2017 está, incluso, entre tus propósitos de Año Nuevo. El objetivo está claro: conducir tu coche, sea cual sea, lo más rápido posible, recorriendo sus incontables curvas y rectas, como recuerdan en carscoops.com.

¿Son realmente necesarios los tiempos de vuelta en Nürburgring?

Hasta los fabricantes van allí para poner a punto sus nuevos modelos. Un récord en Nürburgring es más codiciado que un roscón de Reyes el 5 de enero (sentimos si estamos tocando un tema sensible. Sabemos que la herida es reciente).

Hablamos de un trazado que ha visto de todo: de superdeportivos más modernos a clásicos con muchas modificaciones y suficientes caballos a su disposición. El Infierno Verde tiene hasta su cuota de golpes; algunos de ellos, espectaculares.

Sin embargo, parece que no es necesario contar con un coche deportivo para disfrutar de Nürburgring. De hecho, ni siquiera hace falta tener un coche: junto a las motos que ocasionalmente hacen uso del circuito, a veces también aparecen furgonetas… e incluso autobuses.

Vas a comprobarlo en el vídeo que tienes sobre estas líneas. Así te harás una idea de lo que es recorrer con tu motorhome 21 km de asfalto a toda velocidad.

Tags

  • Garaje
  • Circuito de Nürburgring

Lecturas recomendadas