Opinión: ¿puede competir Volkswagen con BMW gracias al Arteon?

¿Se ha vuelto el mundo loco?

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Volkswagen Arteon R-Line

Es más que probable que el reciente lanzamiento del Volkswagen Arteon te haya llamado poderosamente la atención, y no es para menos: con el escándalo del dieselgate todavía coleando -recuerda que en Estados Unidos tendrán que comprar todos los 3.0 TDI trucados y que Audi ha llamado a revisión a 24.000 automóviles más-, cuesta creer que los alemanes pudieran atreverse a presentar algo al mercado sin que fuera una apuesta segura. Sí, un SUV -cuyo éxito intenta explicarse Raúl Salinas aquí-. Afortunadamente aún queda esperanza y la nueva berlina de los de Wolfsburgo promete dar mucha guerra, pero... ¿puede Volkswagen competir con BMW? 

Los mejores BMW de la Historia

Vale, sé que me vas a decir que en realidad ambos fabricantes ofrecen prácticamente lo mismo -como todos en el mercado, en realidad-, pero no es del todo cierto: a pesar que los modelos de la gama Volkswagen -¿conoces la historia del Corrado?- tienen un precio que, generalmente, los hace quedar situados un peldaño por encima de sus rivales más generalistas, en realidad los integrantes de su familia siguen estando algo distanciados de los representantes más premium de cada segmento, habitualmente copados por productos Audi, Mercedes o BMW. ¿Quieren dar un golpe en la mesa con el Arteon? 

VÍDEO: Así es el nuevo Volkswagen Arteon 2017

Con un tamaño, diseño y calidad algo superiores a las ofrecidas por el Passat -aquí tienes 5 berlinas que le están haciendo sufrir-, la intención del Arteon -lee nuestra prueba- es situarse un poco por encima de la berlina más conocida de los germanos para conquistar a un público algo distinto. ¿Puede Volkswagen competir con BMW? Para poder realizar un análisis un poco más afinado de la cuestión, lo mejor es escoger el modelo de los muniqueses más parejo: el Serie 4 Gran Coupé -aquí tienes la versión 2017-

Dejando a un lado las cuestiones estéticas -sobre gustos...-, podemos afirmar que el diseño del Arteon es algo más fresco... pero queda lejos de la agresividad propia del modelo que sirve como plataforma para la monstruosidad del M4 GTS -prueba-. Al echar un vistazo al interior es cuando llega la primera bofetada real del Volkswagen: es mucho más sobrio pero a la vez más moderno, gracias a un habitáculo del BMW que ya acusa -y mucho- unas líneas que, ya en el momento de su lanzamiento hace cuatro años, eran demasiado conservadoras. 

Y si quieres algo más... Porsche Panamera 2016

En cuanto a su oferta mecánica es difícil realizar comparaciones, pues en ambos casos cuentan con distintas opciones diésel y gasolina coronadas, respectivamente, por un cuatro cilindros TSI de 280 CV en el caso del Arteon y por un seis en línea de 326 para el Serie 4. ¿Y a la hora de moverse en ellos? Quizá sea aquí donde más complicado sea para Volkswagen competir con BMW: la esencia deportiva que desprenden todos y cada uno de los modelos de los bávaros es muy difícil de igualar, y tras conocer las impresiones de conducción de mis monos compañeros de la redacción tenemos un claro ganador. Y no hablamos del recién llegado, precisamente... 

Quizá sea complicado para Volkswagen mover los pies del terreno que mejor conoce -y domina, claro- para tratar de enzarzarse en una pelea con otros rivales más ostentosos que ya tienen una mayor experiencia en eso de fabricar vehículos de alta gama... pero, desde luego, el Arteon no es un mal comienzo. ¿Intentarán los de Wolfsburgo cambiar de aires? Algo me hace pensar que... no. Por supuesto que no. Pero estoy abierto a escuchar vuestras opiniones en nuestras redes. ¡Incendiadlas! 

Lecturas recomendadas