¿Qué es un CV (caballo de vapor, no currículo vitae, hombre)?

Ahora, calcula cuántos puedes comprar con tu presupuesto...

Suponemos que alguna vez, como buen petrolhead (puedes descubrir tu grado de ‘enfermedad’ realizando nuestro test o reconociendo las manías que deberías tener), te habrás preguntado qué es un CV. Hablamos, naturalmente, de un caballo de vapor, no del currículo vitae, eso que piden en algunas empresas (no en ésta, por eso trabajamos aquí, como sospechabas) antes de contratarte.

Bien, volvamos a lo que nos ocupa: vamos a explicarte en qué consiste un CV o caballo de potencia métrico… que, efectivamente, mide la potencia. De hecho, en Wikipedia (qué haríamos sin ella) un caballo de vapor se define como la potencia necesaria para levantar un peso de 75 kgf (kilogramos-fuerza. Un kilogramo-fuerza equivale a un kilo… a grandes rasgos) a un metro de altura en un segundo.

Cuando el sistema métrico decimal, originado en Francia, se impuso en el continente europeo, fue necesario buscar un valor para la potencia mecánica similar al horsepower inglés. Así nació el CV (cheval-vapeur en idioma galo. Por suerte, las siglas coinciden con las españolas, así que nos facilitan el tema), que no equivale al hp, pero casi: es un 1,368% menor. Suele confundirse, así que ya puedes cerrar la boca a tu cuñado con tu sabiduría infinita. Ilústralo con un ejemplo práctico: si su coche tiene 100 CV, podrían elevar a 100 tipos como él (dependiendo de su peso, claro. Quizá cuando era joven) a un metro de altura en un segundo. Dejarlos caer ya es cosa tuya.

Lo que, probablemente, no hace falta que te expliquemos es que cuantos más CV tenga un vehículo, mejor. Por eso hemos elegido esta galería, la que abre la noticia, con los coches más potentes que deberías comprar. Oh, y aquí abajo tienes alguno más. Quizá encajen en tu presupuesto…

Lecturas recomendadas