¿Para qué pintar de camuflaje tu coche si puedes bañarlo en oro?

¿Para qué camuflar un prototipo cuando puedes bañarlo en oro? Un SUV monstruoso toma forma...

Te presentamos la última creación del fabricante letón favorito de nuestra redacción, el prototipo Dartz Prombrom Black Alligator. Notarás que, pese a su nombre, en realidad no es negro. El jefe de la compañía, Leo, ha contado a TopGear.com que la decisión de pintar este vehículo en color dorado, en lugar del patrón de camuflaje blanco y negro, es un homenaje al coche realizado para Sacha Baron Cohen en la película El Dictador.

Dictadores del mundo, mafiosos, raperos, el Dartz Alligator ya está aquí.

Así que aquí están las fotos más recientes de este SUV monstruoso, a punto de ser puesto a la venta y, opcionalmente, a prueba de balas. Estará listo en septiembre; ahora mismo, Dartz trabaja en los paneles de kevlar recubiertos de fibra de carbono. Eso incluye 1.001 diamantes negros reducidos a polvo y lacados sobre la carrocería.

Sólo se fabricarán 50 unidades, que emplearán la plataforma del Mercedes GLS 63 AMG y su motor 5.5 V8. Puedes pedirlo con la misma potencia del modelo alemán o escoger la versión de 861 CV (con una nueva calibración de la centralita, otros filtros de aire, un escape de alto rendimiento, bujías de competición, un turbo de altas prestaciones y una transmisión reforzada).

Oh, también existe una opción de 1.115 CV, que seguramente obtendrá más cosas (como mejoras en el intercooler, controladores de válvulas y esas historias) y la tope de gama, con 1.622 CV. Ya sabes qué casilla marcar.

Hablando de su equipamiento, puede convertirse en un vehículo blindado, aunque Leo asegura que incluso las versiones ‘normales’ son “más seguras de lo habitual”, ya que están hechas de Kevlar y llevan en el interior una jaula de acero.

Hay un maletero de acceso rápido que no resta espacio al interior (nos han prometido que es “prácticamente el de una limusina”) y puede llenarse con armas o, por ejemplo, vodka y caviar.

Oh, sobre la ‘limusina’: el Dartz Prombrom Black Alligator es la versión corta del Black Shark, aunque mide 5,4 m de longitud. Un GLS llega a los 5,1 m, por si necesitabas la referencia. Así que el Black Shark alcanzará los 5,9 m; sólo se fabricarán cinco unidades.

¿Su precio? No hay una cifra exacta, pero nos han asegurado que es un coche con cinco ceros detrás de su primer número. Estará por debajo del millón de euros, a menos que lo quieras con todo, en cuyo caso verás seis ceros, nos cuenta Leo.

Un apunte final: aunque está basado en el GLS 63 actual, si en un par de años alguien pide este Dartz y la plataforma del Mercedes ha cambiado, se utilizará la nueva. Sencillo, ¿no?

Admítelo, quieres uno. Nosotros también.

Lecturas recomendadas