¿Quieres un F1 de calle? Tienes éste a la venta

Imagina ver esto por el retrovisor…

Ver galería

Si toda la vida has deseado un F1 de calle, con sus matrículas para rodar por la carretera, estás de suerte. Bonhams subasta un monoplaza de F1, según hemos visto en motor1.com. Será en Londres el próximo 7 de diciembre y su precio estará entre los 64.725 y 100.000 euros, de acuerdo a lo que calculan los expertos.

Aquí tienes más datos, por si necesitas un empujoncito. Verás, la temporada de 1997 fue terrible para la escudería Lola en la F1. De hecho, sólo participó en la carrera inaugural del certamen, el Gran Premio de Australia. Bueno, ni siquiera llegaron a correr, ya que no pasaron la sesión de calificación: sus pilotos, Vincenzo Sospiri y Ricardo Rosset, marcaron un tiempo 10 segundos más alto que Jacques Villeneuve, autor de la pole. El patrocinador del equipo (llamado MasterCard Lola F1, así que imagina quién era…) decidió retirar su apoyo tras esta actuación en Melbourne. Y sin los fondos necesarios para mantenerse con vida en este deporte, la formación fue a la quiebra antes del GP de Brasil, tres semanas después.

Pero de todo ello salió algo bueno y lo tienes en la galería sobre estas líneas. Te presentamos el Lola T97/30, el único monoplaza de F1 que puede rodar por la carretera de forma legal. Para ser honestos, hay que decir que no cuenta con las especificaciones que mostraba en el campeonato; ha sido necesario cambiar algunas cosillas con el fin de matricularlo en Reino Unido. Por ejemplo, la altura al suelo ha subido y ahora es posible ajustarla: va de los 50 a los 75 mm.

Ver galería

El Lola de Fórmula 1 tenía un motor de carburación 3.0 V8 Ford Zetec-R enganchado a una transmisión semiautomática, pero este F1R cuenta ahora con un propulsor Cosworth 2 litros turbo, asociado a una caja de cambios manual de cinco marchas. Bajo esta configuración ofrece 375 CV, aunque su vendedor comenta que un par de modificaciones en el turbo serán suficientes para aumentar esta cifra.

Con el fin de pasar los test de seguridad, el monoplaza ha recibido faros delanteros, grupos ópticos traseros, intermitentes y un freno de mano. Diseñado y construido por Lola, el vehículo está en perfectas condiciones… No tendría por qué ser de otra forma, ya que sólo ha recorrido 40 km y, después, ha sido almacenado en un lugar con control climático. Aún conserva el morro que homologaba la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) en la época, frenos de fibra de carbono y una suspensión brutal.

Ah, su propietario comenta que el F1R es “bueno moviéndose entre el tráfico”. Quizá se refiera al tráfico en un circuito… 

Tags

  • Garaje
  • F1