El Seat León Cupra vs... seis huskies. Los perros de los trineos, sí

Unos huskies, un lago helado en Laponia, 300 CV... Gené no lo ha pasado mal.

Te dan un Seat León Cupra y te dicen que lo vas a enfrentar a un trineo tirado por seis huskies en un lago helado en Laponia. Por mucho que seas Jordi Gené y estés acostumbrado a los vehículos y los retos más guays del mundo, seguro que se te escapa una sonrisa.

El Seat León 2017 llega para dar un poco más de guerra

El objetivo es sacar lo mejor de cada elemento en esta ecuación: la resistencia de estas razas ancestrales (también hay alaskas y siberianos), capaces de recorrer 130 km diarios, y los 300 CV del modelo español. Con las siguientes premisas.

Potencia y resistencia: el Seat León Cupra (que ya hemos probado) pasa de 0 a 100 en 4,9 segundos. Los huskies, entre las 20 razas de perro más veloces, se caracterizan por su resistencia; hacen travesías de 5 días, alcanzan velocidades máximas de 40 km/h y pesan unos 30 kg.

Un metro de hielo bajo las ruedas: el lago Pikku-Nissi, uno de los 188.000 que hay en Finlandia, cuenta con una capa de un metro de hielo, perfecta para soportar coches y trineos desde finales de año hasta mediados de abril.

Mentalidad de líder: Mamba y Mustys son los dos líderes que guían el equipo de huskies en las travesías. Su criador asegura que se convierten en cabezas de grupo de forma natural. “Deben ser mentalmente fuertes y muy valientes”, dice. “Como los pilotos”, sonríe Gené.

Sobre cualquier superficie: la adherencia de las patas de los perros les permite correr sobre hielo o nieve a la misma velocidad que sobre tierra. Gené aprovecha al máximo la tracción 4Drive del Seat León y los neumáticos de nieve con clavos especiales.

A -25ºC: para los huskies, los -5ºC que marca el termómetro son propios de un día caluroso; su temperatura ideal oscila entre -10 y -25ºC. Su pelaje los permite aguantar el frío. Los coches también resisten cifras extremas; se prueban a -40ºC y a 110ºC para garantizar su calidad en cualquier clima.

Frenos potentes: el León Cupra de Seat lleva pinzas de freno de cuatro pistones Brembo; el trineo utiliza una barra de metal dentada que es necesario apretar con los dos pies para evitar que los perros arranquen antes de las órdenes del guía. “Ambos cogemos las curvas de forma similar: frenamos antes para colocar el vehículo y salir correctamente”, asegura Jordi.

Campeones de pura raza: los huskies participan en numerosas competiciones de trineos, como el Campeonato Europeo o la Carrera del fin del Mundo de Argentina. Los éxitos de los Cupra incluyen dos récords en Nürburgring, donde el León ST y el 5 puertas marcaron cronos por debajo de los 8 minutos.

Lecturas recomendadas