Un señor dona al morir 30.000 coches a una iglesia

El hombre era un conserje que al morir sin descendientes donó los 30.000 coches a la iglesia donde trabajaba desde hacía años. La sorpresa fue mayúscula al ver su colección.

Donación de 30.000 coches a la iglesia

Este peculiar hombre se llamaba Dennis Erickson y al morir donó a la iglesia 30.000 coches a escala que guardaba en todas las habitaciones de su casa, que es al fin y al cabo la que dejó en herencia a la comunidad religiosa, con todo lo que albergaba en su interior. La sorpresa fue parecida a la que se llevó el que descubrió el Aston Martin DBS abandonado desde 1986.

Antes de fallecer el pasado mes de diciembre, este hombre de Minnesota donó todas sus pertenencias a la iglesia Celebration, donde trabajaba como conserje. La sorpresa vino cuando al abrir su casa, se encontraron con una colección de más de 30.000 coches a escala que este hombre había ido coleccionando desde hace decenas de años.

Repartidos por todos los rincones de la casa desde la cocina, los baños o el salón, los coches del señor Erickson estaban incluso registrados en un listado. También guardaba catálogos, documentación de la época y en su garaje contaba con al menos tres coches de verdad, a escala real: un Rambler de 1966, un Edsel Villager de 1959 y un Triumph Bonneville de 1977.

La responsable financiera de la iglesia comentaba al canal de noticias KARE 11 que la colección de Erickson, que era hijo único y no tenía mujer ni descendencia, podría tener un valor superior a las seis cifras, aunque de momento no saben quién podría estar interesado en la colección, está claro que pretenden venderla. Al parecer el hombre comenzó su colección con nueve años de edad y nunca dejó de adquirir nuevos modelos para que su colección alcanzara ese tamaño.

Una buena obra sin duda si el dinero se reparte entre los más necesitados de la zona y la colección cae en manos de alguien que sepa conservarla y apreciarla como merece.

Ver galería

Tags

  • Lifestyle
  • Colecciones de coches