Los 7 trucos más locos -y mejores- para conducir en invierno... según Top Gear

Estarás seguro aunque nieve gracias a esta información vital.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Trucos para conducir en invierno (I)

Los trucos para conducir en invierno son un clásico en estas fechas: expertos en la materia ofrecen consejos para aumentar la seguridad en las carreteras cuando empieza a nevar.

Todas estas recomendaciones tienen algo en común: proporcionan las variaciones más agotadoras sobre el mismo tema. Vas a leer hasta caer rendido cosas como ‘ponte ropa de abrigo, sal de casa con tiempo suficiente, deja más espacio para frenar, olvídate de los neumáticos lisos’.

7 coches que jamás debería conducir un novato.

En Top Gear tenemos una opinión muy loca: si miras por la ventana, ves que está helando y piensas ‘¿Bermudas? Sí. ¿Chanclas? Sí. Es hora de remolcar camiones’, deberían quitarte el carné. Pero, como todo el mundo está apostando por los trucos para conducir en invierno, hemos pensado que vamos a dar una oportunidad a ese tema. Aquí tienes nuestros consejos…

Quédate en casa

En serio. Si fuera hay hielo y nieve, no te molestes en conducir. Sube la calefacción. Pon la cafetera. Empieza a ver una serie. Tu trabajo no es tan importante; nadie va a echarte de menos por un día… a menos que seas neurocirujano o algo así. En ese caso, probablemente deberías ir al despacho. Y entonces…

Contrata un piloto de rallys finlandés

Puedes leer todos los trucos para conducir en invierno que quieras… pero seamos honestos: toda la teoría del mundo no te hará tan hábil sobre hielo como un piloto de rallys finlandés normalito. Los fineses nacen con escarcha en la sangre, eso es así. No le temen a la nieve, a los alces o a los silencios incómodos. Son los tipos que se las apañarán perfectamente en tu camino al cole.

Si no puedes encontrar un piloto finlandés, también valdrá uno sueco o un noruego. Y si este plan falla…

Compra un Avtoros Shaman

Listas de trucos para conducir en invierno menos honestas te asegurarán que es posible cruzar vastas extensiones de tundra con tu Peugeot 107, siempre que lleves neumáticos de invierno. Sentimos decirte que no puedes. Este tipo de cubiertas son excelentes, pero no van a transformar tu coche urbano con ruedas finitas en un monstruo capaz de atravesar montañas.

Si de verdad quieres reinar sobre la nieve, necesitas algo más… adecuado para este propósito. Así que te recomendamos humildemente el Avtoros Shaman, con ocho ruedas y un precio de 100.000 euros. Es poco probable que una nevada camino al trabajo te detenga, la verdad. En realidad, necesitarás algo como el disparo de un misil.

Si no puedes encontrar Avtoros en tu barrio, también valdrá un Mercedes 6x6 Clase G. Pero si se escapan de tu presupuesto, echa un vistazo a nuestro siguiente consejo.

Múdate a un sitio más cálido

Rara vez aparece como sugerencia, pero es una solución muy práctica al problema de la conducción en invierno. Múdate a un país en el que los meses fríos sean más cálidos… o donde no haga frío en absoluto.

Por ejemplo, casi nunca nieva en Freetown, Sierra Leona. Y puedes alquilar una casa enorme por lo que cuesta aquí una plaza de garaje. ¿Está demasiado lejos? Entonces…

Múdate a un sitio más frío

Lo que de verdad molesta en este país no es que nieve; es que lo hace de forma ocasional y tras largos períodos sin ver el manto blanco sobre el asfalto, lo que envía a conductores poco preparados a unas carreteras cuya superficie se derrite.

En los territorios al norte de Europa nieva todo el invierno y también un poco durante el resto del año. De hecho, ellos no lo llaman ‘conducir en invierno’ sino, simplemente, ‘conducir’.

Trucos para conducir en invierno (II)

Viste ropa adecuada

Los trucos de conducción invernal más sensatos te recomendarán que no salgas de casa sin ir vestido como si fueras a explorar la Antártida, por si tu coche sufre una avería y tienes que construir un iglú hasta que te rescaten. En Top Gear, sin embargo, te proponemos un traje algo distinto: pijama, bata y zapatillas. ¿Por qué? Bien, como hemos dicho, sólo hay un truco para conducir en invierno: si hay nieve…

No conduzcas

Tienes pizzas. Tienes wifi. Siéntate en el sofá.

Ver galería

Texto: Sam Philip

Tags

  • Garaje
  • Conducir en invierno