Skoda Karoq: así es el Seat Ateca de Skoda

Como sólo hay dos o tres, llega un nuevo SUV al mercado. Al menos tiene muy buena pinta. Aunque nos pese.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Llega el Skoda Karoq, el hermano pequeño del Skoda Kodiaq dispuesto a darle muchos quebraderos de cabeza al mismísimo Seat Ateca... que parece que tendrá a un gran enemigo en casa. Ahora los de Martorell empezarán a comprender los sentimientos del Volkswagen Golf con el Seat León 2017. Es la estrategia del grupo VAG: tener una nutrida representación en todos los segmentos con una ofensiva total incluyendo buena parte de sus marcas, aunque representen una rivalidad entre modelos del grupo: el nuevo Karoq se coloca justo por debajo del Kodiaq y supone una amenaza directa especialmente al Seat Ateca y, en menor medida, al Volkswagen Tiguan. ¡Ah, y parece que la marca ya planea un Skoda Karoq RS y un posible Skoda Karoq Coupé en el futuro!

No te lo pierdas: prueba del Skoda Kodiaq

Sé lo que estás pensando: el nombre del coche parece provenir de la onomatopeya de un atragantamiento realmente agónico... pero no es así. En realidad el nuevo SUV de Skoda ha sido bautizado tomando como inspiración la lengua de los Alutiiq, una tribu indígena residente en la península de Kodiak -ahora todo encaja, ¿eh?- situada en el sur de Alaska y de cuyo idioma han fusionado las palabras ‘Kaa´raq’ y ‘Ruq’ que significan, respectivamente, ‘coche’ y ‘flecha’. Todo muy loco, sí. 

 

 

Pero no dejes que una anécdota diluya lo más interesante del nuevo Skoda Karoq: este nuevo SUV sustituye al siempre polémico Skoda Yeti, nueva víctima del efecto SUV. Mide 4.382mm de largo, 1.841 de ancho y 1.605 de alto y no tengo ninguna duda que está llamado a ser uno de los SUV de 2017 más relevantes y posiblemente con una mejor respuesta en el mercado. ¿Podrá plantar cara a los pesos pesados del segmento como el Nissan Qashqai 2017? Sin duda, tiene muchos atributos para lograrlo: su imagen resulta moderna y poderosa (no te pierdas todas las fotos en la galería).

Por supuesto, el coche mantiene los rasgos estéticos que hemos visto en los Skoda más modernos: es una evolución estética del Skoda Kodiaq y también nos recuerda al Skoda Octavia 2017. Probablemente, la parte trasera sea la más parecida con el primer SUV español, aunque manteniendo su propio estilo: en el interior, todo rezuma calidad y modernidad, siendo en términos estéticos una mezcla entre el Ateca y el Kodiaq.

 

¿Está la belleza en el interior del Karoq?

Skoda siempre ha estado bien relacionado con todo lo que tiene que ver con la practicidad y en el Skoda Karoq la cosa no iba a ser diferente: además de contar con un maletero de 521 litros de capacidad y el sistema VarioFlex heredado del Yeti, el interior del nuevo SUV compacto checo estará dotado de una buena carga tecnológica orientada a garantizar un entretenimiento a bordo sin límites y una buena dosis de seguridad activa. Con los asientos traseros abatidos, el maletero alcanza la friolera cifra de 1.630 litros y, cómo elemento curioso de este modelo, ofrecerá la posibilidad de montar dos tipos de cubremaletero: el tradicional de cortinilla u otro solidario con el portón trasero.

¿El futuro de Skoda? Skoda Vision E: el primer checo 100% eléctrico

Por supuesto, el SUV checo estará a la última en lo que se refiere a ayudas a la conducción: asistente de aparcamiento, prevención de cambio involuntario de carril, control de crucero adaptativo, frenada automática de emergencia o el reconocimiento de señales de tráfico entre otros dispositivos que garantizan una gran seguridad activa. ¿Necesitas tener toda la información posible ante tus ojos? La marca tendrá entre su listado de opciones un cuadro de instrumentación digital que el propio usuario podrá personalizar para comprobar de un vistazo las instrucciones del navegador, datos de funcionamiento de la mecánica y un largo etcétera.

Y no, sus desarrolladores no se han olvidado de tus acompañantes: en su consola central las versiones más sencillas del Karoq contarán con una pantalla de 6,5 pulgadas que, en opción, podrá verse aumentada hasta las 9,2 con un sistema de control gestual como el que equipan otros modelos del Grupo Volkswagen. Las unidades que hemos visto llevan esta segunda y es una pasada por visibilidad y facilidad de uso. Además, cuenta con una opción que permite personalizar el 'set up' de las funciones de infoentretenimiento para tres conductores distintos, de forma que con solo pulsar un botón en la llave al sentarte al volante tendrás (por ejemplo) tus emisoras de radio sintonizadas. Tu cuñado tendrá una crisis de ausencia cuando lo vea en funcionamiento. 

 

Motores del Skoda Karoq

La oferta mecánica del Skoda Karoq 2017 estará compuesta por dos bloques de gasolina y tres diésel que podrán asociarse a una caja de cambios manual de seis relaciones o una automática DSG de siete, que a su vez transmitirán el movimiento de su eje secundario a las ruedas delanteras o a las de ambos trenes de rodaje: 

- El nuevo 1.0 tricilíndrico TSI de 115 CV: con 175 Nm de par máximo, una velocidad máxima de 187 km/h, 0-100 km/h en 10,6 segundos, un consumo medio de 5,3 l/100 km y unas emisiones de 123 g/km. Tracción 4x2.

- El nuevo 1.5 TSI de 150 CV: 250 Nm de par, velocidad máxima de 204 km/h, 0-100 km/h en 8,4 segundos, consumo medio combinado de 5,1 l/100 km y unas emisiones de 118 g/km. Tracción 4x2 y 4x4.

- El nuevo 1.6 TDI de 115 CV: 250 Nm de par, velocidad máxima de 188 km/h, 0-100 km/h en 10,7 segundos, consumo medio combinado de 4,5 l/100 km y unas emisiones de 115 g/km. Tracción 4x2.

- 2.0 TDI de 150 CV: 340 Nm de par, velocidad máxima de 207 km/h, 0-100 km/h en 8,9 segundos, consumo medio combinado de 4,4 l/100 km y unas emisiones de 115 g/km. Tracción 4x2 y 4x4.

- Nuevo 2.0 TDI de 190 CV: 400 Nm de par, velocidad máxima de 211 km/h, 0-100 km/h en 7,8 segundos, consumo medio combinado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de 138 g/km.

 

 

El movimiento se demuestra conduciendo... o algo así

En Top Gear hemos tenido el honor de formar parte del selecto grupo de medios de comunicación que han tenido la oportunidad de colocarse tras el volante del nuevo SUV de Skoda, y podemos afirmar que el Karoq es un producto realmente solvente: no sólo tiene un buen comportamiento en cualquiera de sus modos -Normal, Eco, Sport, Individual y Snow-... también ofrece un elevado confort de marcha gracias a una insonorización admirable y a un conjunto de suspensiones que saben digerir con maestría las irregularidades del terreno. ¿Quieres ir por ahí en una cama con ruedas? Para el año 2018 la firma planea introducir amortiguadores adaptativos. 

Según las palabras de los ingenieros que nos acompañaron en todo momento durante los kilómetros que pudimos hacer con el Skoda Karoq, las unidades que pusimos a prueba formaban parte de la última hornada de piezas previas a la entrada del vehículo a la producción definitiva, con una calidad de terminación cercana al 90% de la que tendrá el producto definitivo. ¿Qué significa eso? Que los superventas del sector deberían empezar a temblar: el nuevo monstruo se llama Karoq... y va a darle un susto bien gordo a unos cuantos. 

 

 

Todavía no se conocen precios oficiales, pues los planes de lanzamiento pasan porque esté antes en el Salón de Frankfurt 2017 y no llegue al mercado español hasta octubre, pero los responsables de la marca nos adelantan que serán más ajustados que los del Ateca. Esa puede ser una gran baza, pues el producto es muy bueno, pero si no viene acompañado de un precio atractivo... y más con la gran competencia de esta clase.

El Karoq solo es la punta de lanza de una ambiciosa estrategia que tiene puesta Skoda en marcha de aquí a 2025. Su plan para ese año es tener hasta tres SUV distintos (el mercado no para de crecer en esa categoría y de descender en otras) y ni mucho menos olvidar el mundo de los coches eléctricos. De hecho, nos han anunciado que en ese 2025 dispondrán de hasta cinco modelos eléctricos, uno para cada uno de los segmentos más pujantes. Está claro que la apuesta general por el eléctrico cada vez es más seria...

 

 

Tags

  • Skoda
  • SUV
  • Especial Salón de Frankfurt 2017 Top Gear

Lecturas recomendadas