¿Son realmente necesarios los tiempos de vuelta en Nürburgring?

La competencia entre las marcas por tener el mejor tiempo en Nürburgring es bestial, pero ¿necesaria?. En definitiva ¿qué nos indican los tiempos de vuelta?

Ver galería

Hay una clara obsesión por tener el mejor tiempo de vuelta en Nürburgring. Seis minutos y 48 segundos. Un tiempo que debería estar grabado en tu memoria, ya que en esa marca consiguió parar el crono el Radical SR8 LM en un circuito mítico que discurre por las montañas de Eifel. Has acertado, porque te hablo del que ha sido hasta ahora el coche de producción más rápido en el circuito de Nürburgring.

Si quieres ampliar tus conocimientos, aquí tienes los datos del circuito de Nürburgring que no conoces. Los fabricantes de coches se gastan cantidades ingentes de dinero para hacerlo bien en el trazado alemán. Conseguir la mejor vuelta en el ‘ring’ se convierte en el sueño o pesadilla en algunos casos, de los mejores constructores.

¿Qué se persigue con ello? Quizás poder fanfarronear con tus rivales, destacar las prestaciones deportivas del modelo en cuestión o simple estrategia de marketing. Quizás a tí se te ocurra otra explicación que puedas dejarnos en comentarios o en RRSS.

No te pierdas: lo que cuesta liarla parda en Nürburgring

Tobias Moers, jefe de Mercedes-AMG comentó hace días a TopGear.com que “no veo ningún valor en hacer registros de vuelta. Nosotros lo intentamos con el SLS Electric Drive, pero al menos era un coche estándar. Siempre dudo cuando una marca anuncia un nuevo récord en Nürburgring. ¿Es el mismo coche que puedes comprar? No le veo el sentido”.

Estamos totalmente de acuerdo. El récord del Alfa Romeo Giulia QV en Nürburgring está muy bien, pero el que hizo el Honda Civic Type R sin ir más lejos, se consiguió incluso quitándole los asientos traseros al coche. 

Sin embargo, Bob Laishley director de NISMO piensa de forma diferente. Por supuesto la conversación gira en torno al Nissan GT-R. “Nürburgring es sinónimo de resistencia y dureza y el GT-R encarna todo eso, así que no imaginamos mejor manera de demostrar sus virtudes que demostrándolo en este circuito”.

En general creemos que los récords de vuelta rápida en el Nordschleife no tienen sentido precisamente porque un deportivo ha de ofrecer mucho más que prestaciones y precisión para ser el más rápido en un circuito. Una vuelta rápida no debería ser el único aspecto que se valore en un deportivo, ¿qué hay de la diversión? ¿qué hay de su capacidad para ofrecer unas prestaciones adecuadas para su conducción en el mundo real, fuera de los circuitos?

Al fin y al cabo habrá factores que influyan mucho más que una diferencia de unos segundos en una vuelta rápida de casi 8 minutos, para condicionarnos a escoger un deportivo u otro. Aún así, las vueltas rápidas en Nürburgring sí sirven para algo. Sirven como estrategia publicitaria para las marcas, que por ello invierten bastantes recursos en poner a punto sus coches, y convocar a un equipo de probadores y pilotos durante una o varias jornadas, para batir el récord. E incluso crean versiones ad hoc para batir dicho récord. ¿A tí qué te parece?

Ver galería

Tags

  • Nürburgring
  • récords en Nürburgring