Vídeo: alucinantes coches de radio control con motor rotativo

Cuidado con tus tobillos.

Puede que Puerto Rico no sea un sitio especialmente conocido por su cultura automovilística, pero los coches de radio control sí tienen tirón. Y mucho. De hecho, vamos a ofrecerte una pequeña visión de uno de los nichos más interesantes: los vehículos teledirigidos con motor rotativo. La locura para los fans de los trastos rápidos con ruedas.

Camatte Capsule, el juguete de Toyota para mayores en el Salón del Juguete de Tokio.

En lugar de sacar su fuerza de un par de pilas normales y corrientes, estos cochecillos de carreras tuneados tienen potentes y pequeñas mecánicas rotativas encajadas bajo sus carrocerías de plástico.

Con un cubicaje de 4.99 cc y 1 CV, cada uno es capaz de alcanzar las 18.000 rpm. Y, como puedes ver, son estúpidamente veloces. Todavía mejor: suenan como los Mazda 787B de Le Mans… con un tamaño de bolsillo.

No nos arriesgamos si decimos que tienen muy poco que ver con los coches de radio control que hacíamos chocar contra los bordillos el día de Navidad. Por seguridad, éstos participan en carreras que se celebran en circuitos a escala de unos 400 metros de longitud.

Una vez que aprietas el acelerador (con el dedo), estos coches teledirigidos salen disparados como un cohete. Llevan adosadas a la zaga unas barras que los impiden realizar un salto mortal hacia atrás o despegar como un aeroplano. Si la salida es buena, pueden cubrir la pista en poco más de un segundo, a una velocidad ligeramente por encima de los 112 km/h. Estooo… procura tener cuidado con tus tobillos.

Tags

  • Garaje