Vídeo: el orgasmo del drifting con un Holden Commodore V8 de 650 CV

En Top Gear nos gustan los derrapes y quemar rueda como a Falete el chocolate y por eso, este vídeo de un Holden Commodore V8 de 650 CV haciendo drift nos encanta.

Ver galería

El coche que ves en las fotos de arriba es un Holden Commodore V8 de 650 CV. Una bestia a cuyos mandos se ha puesto el piloto neozelandés Shane Van Gisbergen, que cuando no está participando en el Supercars Championship australiano, el más importante del país, el piloto es un drifter consumado tanto en los campeonatos de Australia como los de Nueva Zelanda.

El joven piloto de 27 años ha saltado a la fama y el reconocimiento social gracias a sus celebraciones llenas de humo de neumático, por lo que Red Bull ha querido darle un coche apropiado para este desempeño.

Y qué mejor compañero de viaje que un Holden Commodore V8 de 650 CV. El motor no ha sido modificado, pero se le han añadido unas ‘pequeñas ayudas’ para que el coche en cuestión tome las curvas echando más humo que el cenicero de un bingo. ¿No me crees? Pues mira el vídeo de aquí abajo.

Para obtener este resultado, al coche se le han añadido unas pinzas de freno dobles en la parte trasera y se ha modificado entre otras cosas el bloqueo de la dirección a sólo 60 grados. Pero el arma definitiva es el nuevo freno hidráulico de mano, o ‘palo de drift’ como nos gusta llamarlo en Top Gear.

Hoy en día, a la mayoría de los pilotos de carreras no les gusta que su coche derrape. Es oir o incluso oler el más mínimo derrape y ya no duermen en toda la noche. A Shane Van Gisbergen no. A este piloto le encanta.

“Ha sido increíble poder juntar mis dos pasiones, el drift y los V8 Supercar. Nunca pensé que pudiera ser posible, pero Red Bull y los mecánicos han hecho un buen trabajo que me ha permitido ir en las curvas muy rápido” ha dicho Gisbergen.

El resultado desde luego es impresionante. ¿Qué haces que todavía nos has visto las fotos o el vídeo de arriba? ¡Vamos!

Tags

  • Drift
  • Vídeos