Vídeo: Cómo convertir un triciclo de niño en un vehículo (casi) de carreras

El ingenio puesto al servicio de la automoción.¡Viva!

Imagen de perfil de Javier Prieto

Hay que ser muy espabilado y mañoso para conseguir lo que los protas del vídeo. Resulta que estos pipiolos pillaron unos inofensivos triciclos infantiles y los convirtieron en unas máquinas (casi) de competición.

Pues vistos los resultados, se tomaron muy en serio su proyecto hasta transformarlo en una veloz realidad. Para empezar realizaron todas las modificaciones técnicas adecuadas en el chasis del mencionado vehículo.

Posteriormente le incorporaron ¡un motor!, y tras comprobar que su obra de ingeniería estaba lista para la acción, se pusieron en marcha. Ja, ja. Estos chavales son unos craks y los debería fichar Honda para solucionar de una vez los problemas del McLata.

No te pierdas las divertidas imágenes de los jóvenes inventores a toda caña por las calles de su ciudad. La verdad es que el híbrido mecánico mola un montón aunque tiene un aspecto todavía mejorable. Nos referimos a su sistema de frenos, estilo Picapiedra y un poquito rudimentario.

Seguro que tú también has tenido más de una vez alguna idea o travesura como la de los chavales. Y es que cuando la imaginación, el talento y la pasión por la automoción coinciden, surgen maravillas como las de hoy.

 

 

Tags

  • Vehículos eléctricos