Vídeo: Esta gymkhana casera con un Subaru Impreza es totalmente alucinante

Una producción low cost con resultados high level. Viva la economía.

Imagen de perfil de Javier Prieto

No siempre resulta necesario invertir un pastizal para ofrecer un espectáculo automovilístico de gran nivel. Ya sabes, nos referimos a todas esas megaproducciones de Ken Block en las que todo parece sacado de una peli de Hollywood.

Eso es lo que nos ha querido transmitir Tyler Witte, el piloto protagonista de una espectacular gymkhana low cost. En ella, este funambulista del volante nos deleita con su catálogo de habilidades a lomos de un Subaru Impreza WRX del año de la tana que hace las veces de pareja de baile.

Pero aún hay más. Porque Tyler, además de ser el prota de las acrobacias y cabriolas que puedes disfrutar en el vídeo, fue el encargado de diseñar el escenario en Nueva Jersey (Estados Unidos) donde se desarrolla la acción. Este hombre pertenece a la familia de Juan Palomo.

Y es que resulta que el amigo Witte, con bastante imaginación, mucha tierra y unas cuantas máquinas industriales en desuso que estaban en un descampado, se montó una pista de flipar.

Eso sí, ayudado por su equipo y unos cuantos dólares. Su calidad dando gas -forma parte de la nómina de especialistas automovilísticos de Fast & Furious- en el arte del drifting hizo el resto. 

Como te decíamos al principio, no es necesario fundirse un presupuesto millonario para ofrecer un producto de mucha calidad. Ya te lo adelantamos en una gymkhana (cutre) de un Honda Civic, aunque en aquel caso tenía un trasfondo cómico e irónico.

Por cierto, no te pierdas la escena final en la que el Impreza se marca el vals con una... excavadora.

Anda dale al play y disfruta con los saltos y derrapes que Witte y su Impreza te regalan. No se nos ha ocurrido mejor manera que levantarte la moral después del largo puente. Como decía el coronel Kilgore en la famosa escena de la peli Apocalipsis Now: "¡Qué delicia oler napalm goma quemada por la mañana!" . Pues, eso.

 

Lecturas recomendadas