Vídeo: Ken Block y su Hoonicorn, en la colina de Pikes Peak

Este vídeo de Ken Block y su Hoonicorn en Pikes Peak es impresionante. Mira lo que es capaz de hacer con su coche de 1.400 CV en la mítica subida a la colina americana.

Ver galería

Hace tan solo unos días te decíamos que el nuevo coche de Ken Block es un Mustang Hoonicorn V2 de 1.400CV. Pues bien, ya ha salido a disfrutar con él y en este vídeo de Ken Block y su Hoonicorn en Pikes Peak vas a flipar de lo que es capaz.

El Ford Mustang de 1965 de Ken Block ha sufrido algunos cambios. El piloto pensó que los 845 CV del V8 de 6,7 litros no eran suficientes, así que decidió hacer dos agujeros grandes en el capó y meter turbos a cascoporro. Además decidió cambiar la gasolina por el metanol y el resultado son 1.400 CV, que en palabras de Hoonigan Racing son capaces de ‘vaporizar’ en segundos los neumáticos Toyo. Por cierto, ¿leíste la entrevista de Ken Block?

No te pierdas: Todas las gymkhanas de Ken Block. ¡A disfrutar!

Lo de las ruedas es algo que queda perfectamente demostrado en el vídeo de Ken Block y su Hoonicorn en Pikes Peak que tienes aquí abajo. Es un adelanto del lugar elegido por Ken Block y su equipo para la próxima Gymkhana. Con el fin de tener a todos sus seguidores nerviosos y expectantes, el piloto ha decidido subir de nivel (si era posible) y afrontar un nuevo reto que ha llamado ‘Climbkhana’.

Por si no lo has adivinado es un juego de palabras entre colina y gymkhana. Y el equipo de Hoonigan no ha elegido cualquier colina. Ha elegido una mítica: Pikes Peak. Este recorrido es para pilotos expertos. Casi 20 kilómetros en los que se sube hasta los 1.438, 66 metros de altitud a través de 156 curvas. Casi nada.

También fue el escenario de una de las mejores películas de coches de todos los tiempos: ‘Climb Dance’. Si no la has visto, estás perdiendo el tiempo. La escena de Ari Vatanen subiendo la colina en 1988 con su Peugeot 405 Turbo 16 GR es mítica. Pasa rozando los bordes que le separan de los acantilados y mientras, se tapa con una mano el sol que le molesta para conducir con la otra.

Ken Block ha hecho algo parecido, pero en el siglo XXI. “Climbkhana será la próxima Gymkhana. Me va a permitir disfrutar al máximo del recorrido con mi Hoonicorn y además pondremos obstáculos adicionales durante la subida para hacerlo más emocionante” ha declarado el piloto.

Llevar un coche de 1400 CV por un camino lleno de acantilados sin protección, a priori no es divertido, pero ahí está uno de los éxitos de Ken Block: hacernos disfrutar de esa adrenalina y del drift que sale de sus manos.

Recuerda que el vídeo y las fotos de arriba son sólo un adelanto, así que permanece atento a todas las novedades que desde TopGear te haremos llegar.

Ver galería

Tags

  • Drift
  • Pikes Peak
  • Ken Block