Vídeo: Si tu Clase S fuera de Brabus, tendría este velocímetro

Lo queremos hasta en un Smart.

Fíjate bien en este velocímetro de Brabus, porque hay algo extraño en él (aunque, cuando lo descubras, te pondrás a salivar). No son todas esas luces, los menús y submenús que despliega, los avisos o la infografía digital. No, es algo mucho más sencillo y sutil. Tanto, que casi pasa inadvertido. ¿Lo has visto ya? En su tacómetro aparece una cifra mágica: 400 km/h.

Brabus Business Lounge: una Clase V-oficina y a todo lujo.

Se trata del cuadro de mandos que el preparador de coches inserta en los Clase S que pasan por sus manos, así que el dato no es casual ni está ahí por postureo. Nada de eso, amigo: estas enormes berlinas de Mercedes llevan bajo su capó, tras visitar los talleres de la compañía especializada en tuning, un motor biturbo AMG V8 con cilindrada aumentada: sube de 5,5 a 5,9 litros. Traducción: hay 850 CV bajo el pie derecho. Acompáñalo con un sistema de escape modificado y una reprogramación de la centralita. Sí, lo sabemos.

Teniendo esto en cuenta, ya te habrás percatado de que es perfectamente posible alcanzar el número que aparece en el velocímetro de Brabus; sin embargo, por motivos de seguridad, el preparador ha limitado la velocidad máxima a 350 km/h. Algo que, por cierto, tampoco está nada mal…

Lecturas recomendadas