Vídeo: te presento el PodRide, que ni es un coche ni es una bici. Pero lo quieres

Yo lo quiero, tú lo quieres, el/ella lo quiere...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Te presentamos el PodRide: lo quieres

Si te gusta que te miren cuando vas en un vehículo, que éste además sea respetuoso con el medio ambiente e increíblemente exclusivo, ya sé lo que necesitas: un Ferrari LaFerrari Aperta. Por si te falta algún que otro cero en tu cuenta corriente -o tienes muchos, pero a la izquierda- para llegar a comprarlo, te presento a una alternativa de lo más chula: el PodRide

Ojo: el primer Maserati eléctrico será diferente a todo lo que conoces 

¿Has visto ya el vídeo? Entonces entiendo que estarás vaciando todos tus bolsillos para saber si puedes hacerte con uno, y es normal. Se llama PodRide y es un concepto híbrido a medio camino entre un coche y una bici -como el Renault Twizy, pero más molón- creado por Mikael Kjellman, un ingeniero sueco amante de los deportes de aventura con mucho tiempo libre interés por la innovación en términos de la movilidad del futuro que ha iniciado una campaña en la web Indiegogo para conseguir el apoyo necesario -económico, se entiende- para poder llevar su invención a la producción masiva. 

"Me encanta ir por ahí en bicicleta" afirma el creador del artefacto en su descripción de la web de recaudación de fondos, "pero en Suecia el tiempo no siempre es favorable para practicar este deporte -como en Soria en invierno, más o menos-, así que he fabricado una bicicleta eléctrica de cuatro ruedas carrozada que me permite disfrutar de ella en cualquier condición climática". 

Así hace drifting un Holden Commodore V8 de 650 CV

Gracias a la recaudación actual de más de 70.000 dólares Kjellman ha podido progresar en el diseño de su PodRide e introducir diversas mejoras, buscando siempre la mejor relación calidad precio de los componentes que integran el conjunto para poder llevarlo a la fabricación a gran escala.

Como habrás podido ver en el vídeo, el vehículo que ni es una bicicleta ni es un coche puede llevar equipaje de pequeñas dimensiones, remolcar un carrito para un niño y aportar a su conductor aire caliente en invierno, además de poder recorrer más de 60 kilómetros gracias a su motor eléctrico de 250W a una velocidad máxima de 25 km/h -vale, no es un Tesla Model S P100D pero tampoco está nada mal...-. ¡Ah! Y hacer drifting. Que es lo más importante. 

La campaña de recogida de fondos sigue vigente, así que aún puedes aportar algo para ayudar a que este joven inventor sueco pueda hacer llegar a nuestras manos su ridículamente atractiva creación. Recuerda que cada céntimo cuenta...

Tags

  • PodRide