Los coches de bambú son el futuro; lo dice Ford

A tu oso panda le encantará.

Te prometemos que no estamos bromeando (bueno, más bien que los chicos de Carscoops, quienes nos han puesto en la pista de esta curiosa noticia, no están de coña): hablaremos en un futuro de los coches de bambú de Ford. De sus habitáculos, más bien, ya que la marca del óvalo está experimentando con materiales sostenibles; su idea es emplearlos en el interior de la próxima generación de sus vehículos. Y el mencionado bambú está al principio de la lista.

Este elemento es uno de los más resistentes y abundantes en la naturaleza; puede crecer hasta 90 cm diarios. Ya se utiliza en los sectores de la construcción, la fabricación de muebles e incluso en restaurantes, como… comida. Restaurantes para humanos, no para osos panda. De verdad.

“El bambú es sorprendente. Es fuerte, flexible, totalmente renovable y es muy cuantioso en China y muchas otras partes de Asia”, ha comentado Janet Yin, ingeniera supervisora del centro de Investigación e Ingeniería de la marca en Nanjing.

Ford ha estado inspeccionando y probando el bambú (combinado con plástico) durante varios años, evaluando las posibilidades de su uso en los habitáculos de los coches. La compañía estadounidense ha descubierto que su resultado es mejor que el de otras fibras sintéticas o naturales con las que ha experimentado. De hecho, el equipo de test ha elevado la temperatura de este material hasta los 100ºC para asegurarse de que incluso así mantiene su integridad.

El coche de Policía de Ford para persecuciones poco emocionantes.

Mientras continúan los ensayos para fabricar los posibles coches de bambú de Ford, la automovilística busca otros componentes sostenibles y reciclados para el interior de sus vehículos. El año pasado, anunció su acuerdo con la marca José Cuervo para examinar la utilización que hacían los productores de tequila de la planta del agave, con el fin de desarrollar bioplásticos más respetuosos con el medio ambiente para sus modelos.

Lecturas recomendadas