¿Quieres comprarte un robot de Toyota? Ahora puedes

Si no tienes amigos, puedes pagar uno por 350 euros.

Ver galería

Kirobo Mini es un robot de Toyota desarrollado para “ofrecer compañía”, anuncia la marca. Este “asistente de comunicación” iniciará sus ventas en los concesionarios de Japón en 2017, aunque podrá pedirse online de forma anticipada… y pagando unos 350 euros.

Este es el robot con el que Irak quiere dar caza al ISIS.

Con un tamaño de 10 cm (sentado) y un peso de 183 gr (casi menos que un gorrioncillo), Kirobo Mini cabe en la palma de tu mano. Se gira hacia la persona que habla y puede entablar una conversación informal -en japonés, claro- mientras mueve la cabeza y los brazos. Es posible llevarlo a cualquier parte para que siempre que quieras puedas disfrutar de una comunicación basada en las emociones. En teoría, es genial, ¿no? Pues nos parece un poco siniestro, la verdad. Y eso que el robot de Toyota tiene una carita adorable.

Su gama de gestos y habilidades se lleva a cabo gracias a su conexión vía Bluetooth con un smartphone, mediante una aplicación específica. Una cámara integrada en Kirobo Mini permite reconocer las expresiones faciales de la gente y así intentar determinar sus emociones para adaptar en consecuencia su forma de hablar y de moverse.

Motos Yamaha: inteligencia artificial (¿robots? ¡Robots!) para mejorar la seguridad.

Asimismo, el robot de Toyota puede entablar una conversación a partir de información extraída del vehículo o del hogar. Por ejemplo, puede comentar cosas como: “Ha sido un largo viaje. Bien hecho”. También recordará estos trayectos compartidos , lo que te gusta y lo que no y los acontecimientos pasados, con el fin de ir adaptando gradualmente los temas en una charla. Te dará dos horas y media de palique y después se agotarán sus baterías (así que no te metas en un tema muy trascendente, porque su argumentación quizá se interrumpa en lo mejor). Necesitarás tres horas para volver a recargarlas. Y su bolsa específica para que no sufra daños te permitirá llevarlo siempre a cuestas. Le acabarás cogiendo cariño.

 

Tags

  • Lifestyle