Un relojazo con forma de motor y más caro que algunos Ferrari

Si te sobran 300.000 eurillos de nada puedes comprarte un reloj Hublot MP-05 LaFerrari Sapphire. Su belleza cubista, que por lo visto evoca la figura de un motor, se las trae. Por ese precio nosotros preferiríamos adquirir un deportivo de Maranello.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ver galería

¿Te gustan los relojes de la F1? Pues hoy lo vas a flipar. Porque, como todavía estamos en época de compras y de regalos, te traemos una propuesta muy atractiva: el reloj Hublot MP-05 LaFerrari Sapphire. Esta pieza ha sido el resultado de la estrecha colaboración entre el fabricante de relojes Hublot y el de coches Ferrari.  

Con esta máquina del tiempo, ambas firmas pretendían homenajear al superdeportivo LaFerrari. Pues, después de ver el resultado estético de la joyita no sabemos si lo han conseguido o no.

Como es natural, el precio de esa obra de arte está a la altura del nivel de sus creadores...y de unos cuantos pretendientes. Porque si quieres ser uno de los 50 afortunados que luzcan en su muñeca un MP-05 LaFerrari, deberás soltar 300.000 eurillos. Si tus ingresos son similares a los sueldos de los pilotos de F1, no tendrás problemas para llevarte un par de estos pelucos.

A ver, no es que pensemos que el relojazo no vale lo que cuesta, seguro que es muy preciso y buenísimo. Sin embargo, con esa suma de dinero nosotros nos compraríamos un sencillo Ferrari. De hecho, pagando ese pastizal podríamos ser propietarios de -casi- alguno de los modelos de Maranello. Por ejemplo, los Ferrari California T, 488 GTB, o si encontramos un km 0, también el F12 Berlinetta. No te pierdas la galería que te hemos preparado unos vídeos muy chulos de ellos.

No obstante, por si eres uno de esos valientes capaces de ponerse el extraño artefacto, te contaremos algunos datos técnicos sobre él.

Según dicen, el Hublot MP-05 LaFerrari Sapphire es una obra de arte relojero -¡Jo**r por esa pasta ya puede serlo!-. Está formado por 637 componentes individuales y un tourbillón, mecanismo de compensación gravitatorial que actúa en su maquinaria.

En el apartado de sus materiales, abundan los más sofisticados y avanzados tecnológicamente. El titanio, el PVD pulido y el cristal de zafiro, que permite ver la maquinaria, son los más relevantes.

Si nos vas a preguntar que cuando se le cambia la pila, te diremos que no tiene. Cuenta con un sistema de reserva de energía de 50 días, antes de los cuales tendrás que darle cuerda de forma manual.

Y llegamos al punto estrella del Hublot MP-05 LaFerrari Sapphire: su aspecto. Parece ser que su maquinaria a la vista trata de evocar un motor Ferrari. El resultado estético final es discutible -para gustos se hicieron los colores- porque igual que el propulsor de un vehículo no tiene forma de reloj, tampoco parece muy natural lo contrario. Sin embargo, los expertos aseguran que ahí reside gran parte de la gracia del peluco. Pues, si ellos lo dicen, así será.

Por último, te recomendamos que si quieres interpretar la hora entre ese amasijo de piezas, solicites un catálogo de instrucciones.

¡Qué la fuerza te acompañe!

Ver galería

Tags

  • Relojes
  • ferrari