Rolls-Royce Wraith Inspired by Music: para roqueros como Rosendo. Bueno, no

Y todo por una buena causa...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Lo sé. Puede que si te digo que Rolls-Royce -líder de ventas en el mercado de superlujo- lanzó en 2015 una línea de modelos que tomaban como plataforma al Wraith y se inspiraban en los clásicos del rock británico para hacer honor a la relación de la firma con el estilo musical más revolucionario del siglo XX -y como estés pensando el reguetón tienes un problema de los gordos- la risotada que se te escape se escuchará en medio planeta. Pues ahora va a volver a hacerlo y por una buena causa: llegan los Rolls-Royce Wraith Inspired by Music

Rolls-Royce Vision Next 100: así será el lujo del futuro

Inspirados por una de las músicas más influyentes de los últimos tiempos y con el objetivo de colaborar con organizaciones benéficas como Teenage Cancer Trust, la firma británica creará una serie especial de nueve exclusivos vehículos y destinará parte del dinero obtenido mediante su venta a la ayuda financiera para quienes más lo necesitan. 

La serie Rolls-Royce Wraith Inspired by Music estará compuesta por una serie de unidades creadas a medida de las figuras más representativas del rock bretón, y por el momento ya hay dos unidades que llevarán el sello personal de Roger Daltrey, el vocalista de la popular banda The Who -por favor, dime que los conoces- que reconoce estar "tremendamente ilusionado ante la oportunidad de recaudar una importante cantidad de fondos y ampliar la sensibilización hacia organismos como Teenage Cancer Trust. Estoy seguro de que los coches serán auténticas piezas de coleccionista para cualquier aficionado de The Who". Para cualquier aficionado que pueda pagarlo, le faltó añadir. 

Y es que, conociendo las tarifas y el cliente objetivo de Rolls-Royce, cuesta pensar que cualquier aficionado a escuchar bandas como Extremoduro, Reincidentes o Leño pueda elegir un espectacular Wraith -aquí la prueba del Black Badge- para acudir a su festival favorito en verano. Pero lo que sí está fuera de cualquier duda es la exclusividad de los coches creados y que su valor alcanzará cifras astronómicas en los próximos años, tal como le sucedió a este Porsche 911 R que se vendió por el doble de precio

¿Qué opinas de la iniciativa? Desde luego, los Rolls-Royce Wraith Inspired by Music no estarán al alcance de cualquiera, pero al menos ésta vez la venta de una pieza verdaderamente cara servirá para colaborar con un buen fin. Bienvenida sea la idea. Y más en estas fechas -te dejo el resumen de 2016 en nueve cifras-. ¿No crees?

Lecturas recomendadas