Este es el BMW Serie 3 GT 2016: el patito menos feo

La versión más controvertida y espaciosa del Serie 3 se renueva a mitad de su vida comercial.

Ver galería

El año pasado llegó la renovación del BMW Serie 3, con pequeños detalles estéticos que modernizan la estética del sedán ‘top ventas’ de BMW. Hoy le toca recibir estas mejoras al BMW Serie 3 GT 2016, la versión más polémica desde un punto de vista estético, pero también la más práctica gracias a su mayor habitabilidad interior.

Eso sí, no esperes cambios bestiales. Las líneas generales del coche, lo más controvertido, se mantienen prácticamente intactas. Los cambios llegan en los detalles: nuevos faros LED, una parrilla ligeramente modificada, nuevas tomas de aire y nuevos pilotos traseros. Cambios típicos en un restyling, como también nuevos colores disponibles o diferentes tipos de llantas.

No te lo pierdas: BMW renueva a los M3 y M4: potencia y deportividad máxima

En el interior del nuevo BMW Serie 3 GT los cambios siguen la misma tendencia: sistema de navegación y conectividad actualizados, nuevos materiales, más tapicerías para elegir, etc. Cambios que consiguen actualizar el aspecto de un coche que en España tiene unas ventas bastante residuales.

Sí, los cambios estéticos del BMW Serie 3 GT 2016 son los más fáciles de reconocer, pero no los más importantes: los más interesantes se encuentran bajo el capó. A partir de ahora podrás elegir hasta 18 nuevas combinaciones de motor, cajas de cambios y tipos de tracción. La gama de gasolina empieza con el BMW 320i GT: poco cambia en potencia pero mejora consumos y emisiones (5,1 l y 139 gr/km)

Por encima encontramos dos nuevos motores. El BMW 330i GT sustituye al 328i y llega con 252 CV y 5,5 litros a los cien, mientras que en la cúspide de la gama, el nuevo BMW 340i GT sustituye al 335i con 326 CV y las emisiones bajan hasta apenas 159 g/km. Todos los motores de gasolina podrán contar con tracción integral y, si optas por ella en la versión 340i, alcanzarás los 100 km/h desde parado en apenas cinco segundos.

Ver galería

En diésel, el protagonista absoluto es el nuevo propulsor de cuatro cilindros y doble turbocompresor. Lo montará la versión 325d y llega con 224 CV y un consumo medio de 4,7 litros. El resto de la gama diésel estará formada por el 318d, el 320d, el 330d y el 335d, este último también con doble turbo. Los 320d y 330d podrán equipar la tracción integral xDrive, mientras que en el 335d, esta vendrá de serie.

En todas las versiones se podrá elegir la caja Steptronic de 8 velocidades desarrollada por ZF y que destaca por la velocidad en el cambio y su suavidad.

En definitiva: el nuevo BMW Serie 3 GT llega con motores más eficientes, con un diseño actualizado, pero sobretodo llega con la misma gran habitabilidad que siempre ha lucido. Quien busque un coche espacioso, con imagen y con un buen comportamiento dinámico, este BMW tiene todas las papeletas para que termine en su garaje.

Tags

  • BMW
  • BMW Serie 3