La pullita de Rolls-Royce a Bentley que puede doler en el alma

Lo dejan caer como quién no quiere la cosa. ¿Habrá zasca de vuelta?

La flema y el buen gusto británico siempre está presente en dos de las marcas más prestigiosas del mundo, Bentley y Rolls-Royce. No obstante, este buen gusto podría terminar en el parque de los patos debido a unas declaraciones del presidente de Rolls-Royce, Torsten Müller-Ötvös a su rivales más cercanos, una pullita de Rolls-Royce a Bentley que seguro que va a provocar sangre en la marca que se encuentra bajo el paraguas del Grupo Volkswagen. ¡Qué empiece la guerra!

En unas declaraciones a nuestros colegas de Automotive News Europe, el CEO de Rolls-Royce empezó bien, para terminar sus declaraciones con un zasca en toda regla: “Nosotros no utilizamos chasis producidos en masa. Eso limita lo que puedes hacer tanto a nivel tecnológico como en términos de diseño, por lo que puede penalizar nuestra exclusividad.” Ves, la cosa empezó más o menos bien, pero tranquilos, el cuchillo llegó a la yugular: “Nosotros no queremos un Audi Q7 camuflado en este segmento, nosotros queremos un verdadero Rolls-Royce.” Ale, ahí lo llevas.

 

Así trabajan la madera del Bentley Bentayga. ¡Brutal!

 

Estas declaraciones llegan en el marco de discusión del desarrollo del futuro Rolls-Royce Cullinan, el primer SUV de la marca de superlujo que nos acaba de dejar a todos con la boca abierta con su Rolls-Royce Phantom 2018. Según el mandamás de la marca, este nuevo SUV de Rolls estará asentado en una plataforma específica de la marca, por lo que le podría dar un extra de prestigio respecto al Bentley Bentayga, que está asentado en la plataforma MLB Evo que comparte con el Audi Q7, el Porsche Cayenne o el futuro Lamborghini Urus.

Müller-Ötvös no ha dado muchos más detalles sobre este nuevo SUV de superlujo, pero ya te adelanto que todo apunta a que estará propulsado por el motor V12 de 6,75 litros del Phantom, con 563 CV y 900 Nm de par. También equipará equipamiento muy moderno, como los faros de láser o una suspensión neumática capaz de realizar millones de cálculos cada segundo para reaccionar y modificar su comportamiento en función del tipo de vía. 

¿Habrá zasca de vuelta de Bentley? En este caso parece que lo único que pueden hacer es agachar la cabeza y seguir caminando, sin mirar atrás.

Fuente: Automotive News

Lecturas recomendadas