40 años del Título Mundial de James Hunt en el GP de Japón 1976

Hoy se cumplen 40 años del Título Mundial de F1 que James Hunt logró en el GP de Japón 1976. El inglés, que se aprovechó de la retirada de Niki Lauda, realizó una carrera épica bajo la lluvia.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ver galería

Hoy se cumplen 40 años del Título Mundial de F1 que James Hunt logró en el GP de Japón 1976. El piloto británico protagonizó en el Circuito del Monte Fuji una remontada épica y un final de película. De hecho, su gesta se llevó al cine  en 2013 bajo el título de Rush, una de las 5 mejores películas de F1.

A la cita oriental, última del año, llegó Niki Lauda, uno de los mejores pilotos de la F1, con apenas tres puntos de ventaja sobre Hunt. Este, a pesar de no contar con uno de los 7 mejores fórmula 1 de la historia, había firmado un año sensacional en su debut con McLaren.

La temporada de 1976 había estado marcada por el gravísimo accidente que el austriaco había sufrido en el GP de Alemania (Nurburgring) y del cual se han cumplido 40 años en agosto. Lauda se perdió dos grandes premios, lo que aprovechó Hunt para acercarse en la general. Las espadas estaban en todo lo alto.

El día de autos: La traición del Monte Fuji

Como te decíamos anteriormente, con motivo del 40º aniversario del Título Mundial de James Hunt en 1976, vamos a repasar lo que sucedió en la cita que lo encumbró al olimpo del automovilismo.

El día de autos, el cielo apareció cubierto de nubes negras. Pronto la situación climatológica se fue complicando en el autódromo nipón. Comenzó a diluviar.

La tensión y las presiones entre los actores del Gran Circo iban iban en aumento en el paddock. Por un lado estaba la postura de los corredores contrarios a jugarse la vida. Y por el otro, la de los organizadores. Aquella cita era la primera de la historia de la F1 que iba a tener una cobertura televisiva global. Por tanto, había muchos intereses en juego. Bernie Ecclestone, jefe del negocio, no estaba dispuesto a perder dinero ni a suspender la prueba.

Los pilotos, ante la falta de seguridad de la pista -escasa visibilidad, grandes bolsas de agua- se reunieron. Y acordaron que si la lluvia se mantenía con esa intensidad, solo darían un par de vueltas al trazado y se marcharían a casa. 

Finalmente, se dio la salida en unas condiciones terribles. Una cortina de agua envolvía a los coches e impedía a los pilotos ver ni tan quisiera a los rivales que tenían delante.

Tras completar dos giros varios bólidos tomaron el camino de boxes, entre ellos el Ferrari de Niki Lauda. Sin embargo, el vienés contempló con estupor como el resto de colegas incumplían el pacto y seguían en pista. La traición se había consumado. Evidentemente Hunt, máximo rival y amigo de Niki, fue uno de ellos.

Ver galería

Mucho se ha hablado de aquel abandono de Lauda, sin él hoy no estaríamos celebrando los 40 años del Título Mundial James Hunt. Algunas voces de la época apuntaron hacia el miedo como responsable de la decisión. Lo cierto, es que el de Ferrari se había quemado las pestañas y sus ojos no resistían las gotas de agua que se colaban dentro del casco. Su campo de visión se reducía drásticamente en esa coyuntura.

Una victoria y un título épicos

Mientras Lauda tomaba el camino del aeropuerto en un Rolls-Royce de la organización, Hunt lideraba la carrera. Sin embargo, a mitad de la misma, dejó de llover y los neumáticos de su McLaren se degradaron rápidamente. Como consecuencia prueba, y a cinco vueltas del final, sufrió un pinchazo en el delantero izquierdo. La fortuna, aliada con el británico, hizo que esa incidencia se produjera cerca de boxes.

El cambio de gomas fue un desastre en el que desperdiciaron más de ¡20 segundos! Parecía que se le escapa la corona. Pero James salió a pista y cruzó la meta en tercer lugar. Se había convertido en el campeón del mundo por un solo punto. Sin embargo no lo sabía y trató de agredir a su jefe de equipo, Teddy Mayer.

Así se cerró una de las temporadas más apasionantes de la F1. Por cierto, Hunt, no volvería a alzarse con el Mundial y Lauda se sacaría la espinita tan solo un año después.

 

 

 

Tags

  • F1
  • Pilotos F1
  • McLaren F1