Los mejores momentos de Felipe Massa en la F1 en su 36 cumpleaños

No hemos encontrado un regalo mejor (y más barato) para felicitar al incombustible brasileño.

Imagen de perfil de Javier Prieto
MASSA 36 CUMPLE

Felipe Massa cumple hoy 36 años y hemos querido festejarlo rememorando sus 5 mejores momentos en la F1.

Recuerda que el brasileño, el piloto más veterano de la parrilla después de Kimi Raikkonen, ha regresado a la competición después de anunciar su retirada en 2016. Fue precisamente la marcha de su compañero Valtteri Bottas a Mercedes la que propició su vuelta a la F1

Con sus luces y sus sombras, es uno de los referentes del Gran Circo y aprovechando esta fecha tan señalada para él, insistimos, echamos un vistazo a su extensa e importante andadura en la F1.

Y aunque no fue uno de los mejores pilotos del Gran Circo, se ha ganado el respeto del paddock por su constancia y fair play. Además, ha conducido alguno de los grandes monoplazas de la Historia.

Siempre será recordado por el famoso Fernando is faster than you del GP de Alemania 2010, por el caótico pit stop en Singapur 2008 o por el Mundial que se le escapó en el último suspiro y por un solo punto en su país en 2007. 

En definitiva, una trayectoria intensa y extensa, salpicada de bastantes aciertos y de algunos errores. Sea como fuere, estamos ante uno de los nombres notables de la velocidad. No te pierdas sus mejores momentos.

 

Primeros años de Massa en la F1

Debutó en el Gran Circo en 2002 como corredor oficial de la escudería Sauber. Allí compitió en las temporadas 2002, 2004-2005. Durante su primera campaña a las órdenes de Peter Sauber, adquirió experiencia y rodaje a los mandos del bólido suizo. Sumó 4 puntos tras conquistar un quinto puesto en el GP de España y dos sextos en Malasia y Alemania. Terminó 13º de la general.

En 2003 se marchó a Ferrari donde se convirtió en piloto de pruebas. Tras su paso por Maranello, decidió regresar a Sauber donde compitió los dos siguientes ejercicios.

Gracias a la experiencia adquirida en Italia, en 2004 logró 12 puntos y ser el 12º en la clasificación final. Un 4º puesto en el GP de Bélgica fue su mejor resultado. Cuajó un buena campaña.

Sin embargo al año siguiente, fue de más a menos. Mantenía su gran velocidad, pero también cierta inconsistencia. Poco  a poco iba modulando su fogosidad de los primeros tiempos. Concluyó el año en 13ª posición de la tabla tras acumular 11 puntos. 

 

Piloto de Ferrari: sus mejores tiempos

Ferrari, concretamente Jean Todt llamó a su puerta en 2006 para convertirle en las pareja de baile de Michael Schumacher. Con los italianos disfrutó de sus mejores actuaciones y mayores éxitos. Obtuvo las 11 victorias que ha conseguido en la F1. La primera de ellas se produjo en el GP de Turquía de 2006.   

2008 fue su mejor temporada, pero también una de las más tristes para Felipe. Llegó a la última cita del año en el GP de Brasil con la posibilidad de proclamarse campeón del mundo. Pero el destino fue cruel.

Venció la carrera, lo que en teoría le concedía la corona. Sin embargo, la alegría apenas duró unos segundos. En la última curva del Circuito de Interlagos Lewis Hamilton adelantó al Toyota de Timo Glock parar finalizar en 5º puesto.

De esa forma el británico le arrebató el título por un solo punto al carioca delante de sus compatriotas. El box de Ferrari, con los familiares del corredor, no daba crédito a la jugarreta del azar. Su rostro en el podio resultaba estremecedor.

 

Un accidente que marcó su declive

Repuesto del disgusto, comenzó 2009 con nuevas energías. Sin embargo la campaña estuvo marcada por el gravísimo accidente que sufrió en el GP de Hungría 2009.

Durante la sesión de entrenamientos un resorte de la suspensión de 2 kilos de peso salió despedido del Brawn de su paisano Rubens Barrichello. La pieza impactó y perforó el casco de Felipe Massa que se estrelló inconsciente y a 200 km/h contra las protecciones. Después de unos momentos de gran tensión, fue trasladado a un hospital donde se temía por su vida.

Más tarde, las preocupaciones se centraron en los posibles daños cerebrales y de visión. Afortunadamente se recuperó perfectamente. Pero no reapareció hasta la temporada siguiente.

A pesar de que el restablecimiento físico fue completo, no volvió a ser el mismo piloto. De hecho en los años restantes con el Cavallino Rampante sus resultados fueron menguando. Así, en 2010 y 2011 terminó el campeonato el 6º; en 2012, 7º; y en 2013, 8º.

 

El resurgir de la mano de Williams

A partir de 2014 ha vivido una segunda juventud en Williams donde se sacudió de la presión que llegó a sentir y que jamás superó en la formación italiana. Bien es cierto que los compañeros, Michael Schumacher, Kimi Raikkonen y Fernando Alonso, se lo pusieron muy difícil para brillar. 

Esta nueva aventura con los de Grove resultó muy beneficiosa para ambas partes. La escuadra británica recibió la experiencia y profesionalidad de Felipe Massa. Recuperó su confianza y resultados en una formación que se adaptaba perfectamente a él.

Anunció su retirada de la F1 en el mismo escenario donde hace 10 años se retiró por primera vez su ídolo y amigo Michael Schumacher. No pudo elegir mejor sede que el templo de la velocidad, su segunda casa, como él mismo reconoció. 

En total se ha mantenido 15 temporadas en la élite del automovilismo y ahora vuelve a lo grande en 2017. Durante ese tiempo ha disputado 242 grandes premios, logrando 11 victorias -todas con Ferrari-, 41 podios, 16 poles -15 con los bólidos rossos- y 15 vueltas rápidas.

Una singladura notable en un mundo tan exigente como es el del Gran Circo de la F1, donde supo llegar y, sobre todo, permanecer. En definitiva uno de los nombres ilustres de la parrilla. Muchas felicidades, Felipe.

 

 

 

Tags

  • F1
  • Pilotos F1

Lecturas recomendadas