Diez coches de carreras que han sido prohibidos

Juego limpio, por favor...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

Todos sabemos que en el mundo de las carreras la competitividad es máxima y todos los detalles cuentan para lograr alzarse con la victoria. Por ello se diseña con mimo hasta el último tornillo y nada se deja al azar... incluidas las pequeñas trampas que pueden hacerse para engañar a los comisarios aprovechando las lagunas de los reglamentos: aquí tienes 10 coches de competición que fueron prohibidos. Con buenos motivos, además.

Sí, desde el punto de vista del espectáculo es genial ver competiciones llenas de velocidad, agresividad y ganas de comerse el mundo por parte de los equipos, pero todo tiene un límite -¿has visto el vídeo de la competición más peligrosa del mundo?-: de vez en cuando es necesario pararle los pies a la gente para evitar que las carreras alcancen cotas de peligrosidad demasiado altas -como sucedió en el caso de los extintos Grupo B de rallyes- o que una escudería pueda dominar con demasiada autoridad una disciplina, como los cinco años de reinado absolutista de Michael Schumacher o los cuatro de Vettel en la Fórmula 1. 

Los 20 coches del Rallylegend 2016 que más nos han gustado

Hoy hemos recogido un total de 10 coches de competición que fueron prohibidos pertenecientes a diversas categorías, siempre con argumentos más que razonables y buscando evitar una catástrofe -mayor- o la asimetría en las posibilidades de alcanzar la victoria de los distintos participantes en cada cita. ¿Estás de acuerdo con estas prohibiciones? Deja tu comentario y haznos saber si añadirías algún otro vehículo al listado y, por supuesto, la razón o razones que encuentras para hacerlo. 

¡Os esperamos!

Ver galería

Tags

  • Coches de competición