Así serán los monoplazas de F1 en 2017: ¡ más veloces y exigentes!

Los monoplazas de 2017 serán más anchos, sonoros, rápidos y exigentes para los pilotos. Con las nuevas normas, se quiere recuperar la esencia competitiva perdida. A ver si hay suerte.

Imagen de perfil de Javier Prieto
F1 2017

Cuando aún restan dos pruebas para acabar la presente temporada de F1, ya se está pensando en las normas de los monoplazas del 2017. Se han depositado muchas esperanzas en la nueva reglamentación técnica que debería devolver el espectáculo perdido en los últimos tiempos.

Con ese fin, los monoplazas del 2017, calzados con unas gomas más grandes, crecerán en anchura. Y la aerodinámica será más agresiva. Por el bien de este deporte, nos gustaría que las mentes pensantes hayan acertado con sus decisiones. No sabemos si serán los coches más sexys de la historia de la F1. Pero esperamos que los monoplazas del 2017, nos ofrezcan los mejores adelantamientos en unas grandes carreras de la F1.

La F1 y las ovejas

En los últimos años, especialmente desde la entrada de los motores turbo V6 híbridos, la F1 es un tostón.Ya lo dice un amigo: esta F1 aburre a las ovejas. Como será la cosa, que en muchas carrerasuno de los escasos alicientes son los mensajes por la radio de los equipos.

En la pista, desde hace tiempo ha desaparecido la emoción y la lucha. Las diferencias prestacionales entre los bólidos de la parrilla son abismales, empezando por la cabeza de la misma. La tiranía absoluta de Mercedes ha hecho que, salvo sorpresa, el único interés se centre en saber si ganará el 44 o el 6 de las flechas de plata.

Y claro, si no hay emoción, los aficionados no están dispuestos a gastarse el pastizal que cuestan las entradas de un gran premio. Al mismo tiempo, las audiencias televisivas están cayendo en picado.

Por si esto fuera poco, los protas del tema, es decir, los pilotos, se han quejado reiteradamente del aburrimiento que les producen los actuales monoplazas. Afirman que son muy lentos -no les falta razón-, muy fáciles de conducir -un adolescente inexperto en la F1 puede llevarlo hasta la meta- y que el ruido de los motores -parecen aspiradoras compradas en los chinos- resulta muy artificial. 

La receta milagrosa para 2017

Bueno, bueno, que no cunda el pánico - o sí- que para solucionar estos problemillas se han puesto a cavilar los cerebros del negocio. Han aportado un puñado de medidas para los monoplazas de 2017, que van a devolver -presuntamente- la alegría a los aficionados y a los corredores.

Prepárate, vamos a repasar las modificaciones que obrarán el milagro. Se acabó lo de echarse la siesta en las carreras. 

Los nuevos neumáticos serán unas de las estrellas del 2017 gracias a un aumento considerable de su anchura. En concreto, las gomas delanteras crecerán de 245 mm a 305 mm, y las traseras de 325 mm a 405 mm. Sin embargo, el diámetro de la llanta seguirá siendo de 13 pulgadas. Se prevé que la mayor superficie de apoyo otorgue a los monoplazas de 2017 un paso por curva más veloz.

También se incrementará la anchura total de los coches en unos 20 cm, hasta medir 2 metros. Otra de las partes que concentrará un gran número de modificaciones será la posterior de los monoplazas. En ella, se reducirá la distancia del alerón trasero al suelo hasta dejarla en 800 milímetros, 145 menos que en la actualidad. Asimismo, se elevará la suspensión y el ángulo posteriores del suelo del coche. En cuanto al alerón delantero, medirá 1.800 mm, 150 mm más que los actuales.

Igualmente, el diseño del paquete aerodinámico será más agresivo. Se buscará que el flujo del aire generado por el coche precedente no afecte a su perseguidor. De esta forma, los monoplazas de 2017 podrán circular más próximos y luchar por la posición con más facilidad. 

Si se cumplen los vaticios, la velocidad punta se elevará unos 4-6 km/h por vuelta y los adelantamientos serán más fáciles. Asimismo se recuperará -en teoría- el protagonismo del piloto frente a la máquina. Con ese fin, los monoplazas de 2017 requerirán mayor destreza y potencia física a sus conductores.

Pues lo dicho, a ver qué pasa.

Ver galería

Tags

  • F1