El Audi RS3 LMS tiene unos pasos de rueda descomunales. Y cuesta una leña, sí

Por 99.000 euros, puedes tener la versión básica en tu box.

Ver galería

Entre las novedades del Salón de París 2016 hemos visto este Audi RS3 LMS, que ha sido desvelado junto al nuevo Audi RS3 “normal”. El de circuitos es su hermano mayor y más malote.

No nos digas que no mola. Está diseñado para el campeonato TCR de turismos y, por lo que parece, algunas de sus señas de identidad llegan directamente de la última hornada de World Rally Cars. Los pasos de rueda son lo suficientemente grandes (e inclinados) para que los peques los utilicen como tobogán.

Ha sido revelado mientras conocemos que el departamento Audi Quattro cambia su nombre a Audi Sport; una denominación que engloba todos los coches prestacionales y de carreras de la marca de los cuatro aros. Junto al RS3, nos parece una apuesta inicial muy acertada.

Ajustado a las normas de la competición, es más bajo que su hermano de calle. Está impulsado por un motor 2 litros con 4 cilindros que es un 20% más pequeño… y que cuenta con 330 CV. El 0 a 100 es de 4,5 segundos y la velocidad máxima, una nadería: 240 km/h.

No es que las cifras del Audi RS3 LMS importen mucho en un circuito. Simplemente su pose de abusón de colegio debería contar mucho en el monopolizado mundo de las carreras de turismos. Las entregas empezarán en diciembre para los equipos que ya han apresado uno; justo antes de su debut en 2017.

Su precio, por si estás interesado, es de 129.000 euros (y a esto, súmale los impuestos correspondientes) para el TCR con cambio secuencial de competición de seis velocidades. La versión club sport es más asequible: 99.000 euros (también antes de impuestos).

Ojo, es una ganga, ya que la compañía ha tenido que replantearse la cantidad de unidades que iba a fabricar después de que los pedidos empezaran a desbordarse. “Hemos logrado una respuesta muy buena”, cuenta a Top Gear Stephan Reil, de Audi Sport. “Nos ha obligado a reorganizar la producción, ya que la demanda es mayor que nuestra capacidad planeada de manufactura. Hasta su presentación en el Salón de París, era un secreto. Habíamos hablado con algunos equipos sobre lo que estábamos haciendo y comenzaron las solicitudes. Y ahora que es público, podemos esperar otra oleada”, añade.

Las versiones carreras cliente del Audi R8 son tradicionalmente las más vendidas de su categoría y, por lo que parece, el RS3 (que cuenta con rivales como el VW Golf TCR y el Opel Astra TCR) está en camino de hacer lo mismo. ¿Te gusta?

Tags

  • Motorsport