Las cagadas de Ken Block: los genios son humanos, ¿o no?

Un mal día en la ofici lo tiene cualquiera, aunque te llames Ken y te apellides Block

Imagen de perfil de Javier Prieto
Las cagadas de Ken Block

Las cagadas de Ken Block nos dejan muuuuuy clarito que incluso los genios de la rosca, de vez en cuando,  la lían parda como todo hijo de vecino. A ver, que levante la mano el que no haya tenido jamás un mal día en el curro.

Mira cómo Ken Block ha conducido el nuevo Ford GT

Ya, pero cuando eso le sucede al piloto californiano, no solo le ven sus compis del trabajo y el jefe. Allí tiene a miles de espectadores que en directo o por internet, observan sus 'pecados laborales' al volante de alguno de los pepinos de su garaje. De ellos, su Mustang Hoonicorn V2 de 1.400 jacos y los Ford Fiesta con 650 pursangre y Focus RS RX, están entre nuestros favoritos.

De todas formas, no te creas que ha sido fácil encontrar mcuhas cagadas de Ken Block. Y es que, a la hora de ponerse al volante de sus criaturas, el genio de Long Beach tiene (casi) la precisión de un neurocirujano. 

 

Chapuza 'made in Spain'

Por aquello del orgullo patrio, arrancamos las cagadas de Ken Block con una que se produjo en suelo español. El escenario de la Gymkhana GRiD 2013 fue la Ciudad del Rock de Arganda del Rey, Madrid.

 

 

Allí, el acróbata del volante terminó subido a las protecciones después de que su Ford se le fuera de atrás en una curva ¿Un truco del espectáculo? No. Un error de tomo y lomo. Dale al play y mira lo que no debes hacer jamás con tu buga. Tienes dos vídeos para ver desde distintos ángulos la pifia. Por cierto en la final de la competición, Nani Roma derrotó a Ken Block.

 

 

Un 'desliz' ante un Lord inglés

La tribuna principal del Goodwood Festival abarrotada por miles de espectadores, y justo delante de la casa del anfitrión de la prueba, no es el mejor lugar para colarse. Ese día del 2015, la caballería de su Hoonicorn V2 dejó claro que no les mola nada el césped, aunque sea británico y de un Lord (March). No obstante, Ken Block se quitó el mal sabor de boca con unos 'donuts' muy sabrosos.

 

 

Piñazo en Gran Bretaña

Todo estaba previsto en el Gymkhana Grid en el Santa Pod Raceway (Northamptonshire, Inglaterra) para que el lucimiento del quemarruedas estadounidense. Sin embargo, de nuevo se le atragantó un giro de izquierdas y terminó estampándose con su Hoonicorn V2 contras las barreras. El error de cálculo fue de bulto porque se llevó por delante las vallas de seguridad.

 

 

Vueltas de campana 'caribeñas'

Seguimos con el glorioso 2015, pero en esta ocasión nos trasladamos al Red Bull Global Rallycross que tuvo lugar en las Barbados.

 

 

Parece que el amigo Ken se picó con un bache del recorrido y decidió subir un montículo dando unas cuantas vueltas de campana. Este tío es un crack incluso cuando se piña. Te ofrecemos la 'jugada' desde dos perspectivas... para que no te pierdas detalle.

 

 

Fallo en Australia

Ya se sabe que Ken Block es un tipo muy entregado a sus fans. Y por eso mismo quiso deleitar a los aficionados que le jaleaban en la Clipsal 500 del 2013 en Adelaida (Australia) con uno de sus errores marca de la casa. Seguro que el colega que grabó la escena se lo agradeció mucho. Buen trabajo con el 'torpón' Ford Fiesta.

 

 

Piñazos a lo World Rally Car

Como ya sabes desde 2010 el amigo Ken se tiró a la piscina (sin agua) del Mundial de Rallyes, donde cosechó algunas actuaciones 'gloriosas'. Solo podemos decirte que su mejor resultado fue un séptimo puesto en México 2013. Sin embargo en el apartado de los hos**azos, se convirtió en un consumado especialista de (la) categoría.

 

 

Sobre estas líneas, uno de sus primeros accidentes en el WRC, precisamente en Cataluña 2010, tramo de La Mussara. Y debajo de ellas, otra de las grandes cagadas de Ken Block en Portugal 2011, a lomos de un Ford Focus WRC. Aquello no acabó en un fado de milagrito. Menos mal.

 

 

Espera, espera, que no todavía no hemos acabado con las cagadas de Ken Block. El artista de la rosca demostró que en la nieve también sabe fallar. Trató de saltar una rampa del blanco elemento y acabó clavando el morro de su buga contra el suelo. Al menos el lugar elegido, el National Park de Nueva Zelanda, era una pasada de chulo.

 

 

¿Te han quedado con ganas de más cagadas de Ken Block? Marchando una selección pata negra.

 

 

Bueno, y para desengrasar un poco de tanto desatino automovilístico, date un gusto con la galería de las mejores Gymkhanas de Ken Block. Pilla las palomitas y los refrescos. Te lo pasarás bomba.

 

Lecturas recomendadas