Dakar 2017: ¿el Peugeot de Carlos Sainz… o el 205 Turbo 16?

Los clásicos siempre serán los clásicos

Los tiempos cambian, pero el espíritu permanece. Más o menos, es lo que vienen a decir los organizadores de la carrera año tras año… para justificar el salto de África a Sudamérica. El Dakar 2017 comienza una vez más en el Nuevo Continente y Carlos Sainz cuenta con un flamante Peugeot 3008 DKR para intentar otro triunfo.

Nuestros amigos de la marca gala han tirado de archivo (ya sabéis que antes los coches de rallys les salían muy bien) y se han preguntado qué pasaría si comparásemos esta nave espacial con el mítico Peugeot 205 Turbo 16, dominador de la prueba a finales de los años 80, cuando todavía terminaba en Dakar y esas cosas.

Prueba: Mitsubishi Montero T3 del Dakar.

Ambos modelos están separados por 30 años, pero su configuración básica es muy parecida (el diseño se adapta al reglamento de épocas diferentes, claro está, y el 3008 DKR se aprovecha de las especificaciones para los buggys. Se crearon para que los equipos con menos posibilidades económicas pudieran ir al Dakar con vehículos competitivos y más baratos, pero las escuadras grandes también se dieron cuenta del filón, evidentemente). Los dos buscan fiabilidad, fiabilidad y fiabilidad, que son los tres pilares básicos para ganar esta carrera. Ah, velocidad y adaptabilidad a los diferentes terrenos de la cita también son deseables, sí.

Mi compañero Sergio González ya te habló de los aspectos técnicos del Peugeot 3008 DKR. Según la marca, se han cogido las señas de identidad de un Peugeot 3008 2016 (tienes la prueba aquí) y se han llevado al extremo, con una imagen inspirada en el SUV. Y lo cierto es que si los miras bien, no tienen absolutamente nada que ver. Faros, calandra y la banda negra que une los grupos ópticos traseros son los mismos, nos dicen, pero se pierden en esas proporciones bestiales.

El Peugeot 205 Turbo 16 casi parece minúsculo a su lado. Su diseño parte de una base inmejorable: el Grupo B que el fabricante galo creó para el Mundial de Rallys. Está asociado a nombres como Juha Kankkunen y Timo Salonen, pilotos que lo llevaron al triunfo en el campeonato, haciéndose con dos títulos.

El coche que se utilizó en el Dakar, bajo la atenta mirada de Jean Todt (ese hombrecillo que dirigió el destino de Ferrari en la F1 durante tanto tiempo y que ahora está al frente de la FIA, nada menos), tenía 33 mm más de distancia entre ejes para alojar un depósito de combustible suplementario de 190 litros. Se aumentaron los recorridos de la suspensión, se incorporaron nuevas rótulas y triángulos reforzados, así como llantas y neumáticos más resistentes. Los pilotos disponían de dirección asistida.

El motor sufrió modificaciones para hacerlo más fiable y resistente ante las altas temperaturas: con cuatro cilindros, este 1.8 dotado de un turbo Garret redujo su potencia a los 380 CV. La caja de cambios se reforzó y recibió un desarrollo final más largo. Ari Vatanen (autor de la primera victoria del modelo, en el Rally 1.000 Lagos) fue el piloto principal de la formación.

Desde Rusia con amor… el Kamaz para el Dakar 2017.

Bruno Famin, responsable del equipo actual, dice que “diseñamos ambos coches de la misma manera; hay algunos datos de finales de los 80 que podemos usar (flipa)”. Esto significa que su configuración básica es similar: chasis tubular, suspensiones de dobles triángulos y recorrido gigantesco y motor en posición central.

Hasta ahí los parecidos razonables, porque la mecánica del 205 es gasolina, mientras que la del 3008 DKR es diésel y ofrece un mayor par (aunque menos potencia). El T16 contaba con tracción integral, pero el buggy está obligado por reglamento a tener únicamente dos ruedas motrices. Lo suple con sistemas como el Grip Control y el inflado/desinflado automático de los neumáticos. Y una diferencia abismal: el coche de Carlos Sainz en el Dakar lleva aire acondicionado para aguantar unas temperaturas de más de 60ºC en el habitáculo. El interior del 205 estaba ‘pelado’, no había ni una concesión a la comodidad.

Ahora dinos: ¿cuál te gusta más?

Tags

  • Motorsport
  • Dakar 2017