Entrevista a Carlos Sainz: cómo hacer un piloto de rallys

Si alguien sabe de pilotos de rallys, es Carlos Sainz. Y el madrileño nos cuenta que, entre las características deseables en uno que sea ‘top’, está la suerte. Conoce bien este tema: el bicampeón mundial de la disciplina siempre ha afirmado que se considera afortunado.

Ver galería

La convocatoria de la marca del león a la prensa incluye a Carlos Sainz, los pilotos del Peugeot España Racing Team, a los que el madrileño ‘apadrina’ desde hace un año, y los coches de estos ‘pupilos’. Hay un 208 T16 R5 para José Antonio ‘Cohete’ Suárez, que ya ha comenzado su temporada en WRC2 (la ‘segunda división del Mundial de Rallys) como premio por haber ganado la 208 Rally Cup. Pepe López tiene un 208 R2 con el que repite en el certamen francés. No hay copas de promoción en España, así que es necesario buscarse la vida en otra parte.

“Es fundamental que haya fórmulas en nuestro país para que los pilotos no tengan que irse fuera. Estos campeonatos deben estar dotados de buenos premios, sobre todo los finales: bien económicos, bien subir a un escalón superior… aunque eso es económico igualmente. Es lo que puede marcar la diferencia entre una copa de promoción exitosa y otra que no lo sea”, nos cuenta Sainz. Le habíamos preguntado qué hacía falta para que las automovilísticas invirtieran más en los rallys, una disciplina ‘poco agradecida’, mientras nos percatábamos de algo terrible. El mensaje de la convocatoria (“podrás ver y tocar los bólidos” de Suárez y López) significaba precisamente eso: ver y tocar. No era una forma de decir que íbamos a conducirlos, cosa que muchos de los asistentes pensábamos. “De la mano de Carlos Sainz, ambos pilotos anunciarán sus objetivos […], enseñando a los presentes el Peugeot 208 T16 R5 y el Peugeot 208 R2 en exclusiva”. Eso tampoco indicaba que íbamos a estar en el asiento de la derecha mientras alguno de los expertos nos deleitaba con un privilegiado paseo (una vez más, la mayoría de los reunidos teníamos esa idea en la cabeza). El significado era literal: los vehículos estaban expuestos de la forma que ves en las fotos y sí, podíamos abrir las puertas y meter la cabeza. Pero de oírlos rugir, nada de nada.

Un buen coche para un buen piloto

Aun así, hemos de reconocer que los coches tienen muy buena pinta. Se nota la factura cuidada, el mimo que estos maestros en una disciplina áspera, complicada, han puesto en cada elemento. “Un buen vehículo de rallys debe ser fiable. Si es rápido -que también ha de serlo-, pero no es fiable, no vale de nada. También tiene que transmitir buenas sensaciones al piloto para que éste pueda rodar al límite y con confianza”, nos explica Sainz.

Peugeot España Racing Team, coches
Los coches del Peugeot España Racing Team estaban expuestos para ser 'vistos y tocados'.

Tomamos nota, pues nadie mejor que él sabe lo que representa un coche que se avería a 500 metros de la meta en el último tramo, ése que te va a dar un título mundial. Así pues, ya tenemos (o estaríamos muy cerca de) el vehículo perfecto. Y al volante debería sentarse alguien a la altura. El madrileño nos ofrece la receta para ser conductor de primera (y no sigue como estás pensando): un piloto ‘top’ “ha de poseer talento y, además, mucha ambición, disciplina y suerte. Es necesario hacer las cosas bien, no correr demasiado (te lo dijimos, nada de “aceleeeera, aceleeeera”) y luchar por lo que uno cree”, añade.

Suerte. Sainz va a estar perseguido toda la vida por el fantasma de la oveja que desintegró en Nueva Zelanda y por el angustioso “¡trata de arrancarlo!” de Luis Moya. Aunque él siempre ha dicho que se considera un tipo afortunado y los que discuten de fútbol en el bar se sorprenden. Señores, no le falta razón: hay que serlo para tener dos campeonatos mundiales de Rallys, una Copa del Mundo de Rallys Cross Country y una victoria en el Dakar (luego volveremos a esto).

En mi cabeza resuena una de las frases favoritas de mi madre: “al saber le llaman suerte”. Y me pregunto cuánto trabajo hay detrás de la pretendida fortuna, aún sabiendo que es un factor protagonista en esta disciplina. Es decir, ¿recomienda Sainz a López y Suárez que busquen la buenaventura? “Independientemente de consejos más técnicos, como la forma de coger notas y demás, les he indicado cierta actitud: hacer las cosas bien, ser profesionales y serios, poner atención en los detalles… En fin, las cosas típicas. Y esas mismas pautas valen para alguien que empiece desde cero en este deporte”, explica.

Reflexionemos sobre esto. Punto uno: que sean típicas no significa que ‘estas cosas’ se den de forma habitual. Punto dos… ¿hacen caso sus pilotos? ¿Está contento el ‘mentor’ con su progresión? “Estoy muy satisfecho de que ‘Cohete’ haya ganado la 208 Rally Cup, era el objetivo principal. He visto cambios en ellos, pero tampoco les sigo en el día a día como para poder valorarlo. Tengo mis obligaciones y, desgraciadamente, no puedo estar a diario con ambos”. Oh. Al menos, estos chicos están aprovechando muy bien el tiempo que les dedica, no hay duda.

El Dakar y su técnica

Las obligaciones a las que Sainz se refiere, entre otras, comprenden el desarrollo del Peugeot 2008 DKR, vehículo que ha ganado el Dakar 2016 de la mano de Stephane Peterhansel (compañero de equipo del madrileño). El coche ya posee una victoria en el mejor rally del mundo, el más mágico y cruel, en su palmarés. Pero el piloto español es conocido por su perfeccionismo y está claro que esto no se va a quedar así. “A pesar de lograr un triunfo, siempre hay tres o cuatro cosas que detectas que pueden mejorarse y eso es lo que vamos a hacer. Es mucho más fácil optimizar estos detalles que fabricar un vehículo nuevo”, nos cuenta. ¿Alguna pieza específica, algo en concreto?, le preguntamos. “No, son cosas un poco más técnicas”, nos responde. Creo que Sainz sospecha que no lo entendería. Y a lo mejor lleva razón, pero con alguna pista (¿suspensiones, transmisión, potencia…?) nos habríamos conformado.

Ficha técnica Peugeot 208 T16 R5

Motor: 1.600 cm3.

Potencia: 185 CV.

Cambio: Secuencial de 5 marchas.

Dimensiones: 3.962 mm (longitud)/1.739 mm (anchura)/2.538 mm (batalla).

Ruedas: Asfalto, Michelin Pilot Sport 190/60-16. Tierra, Michelin 160/64-15.

Ficha técnica Peugeot 208 R2 Rally Cup

Motor: 1.600 cm3.

Potencia: 185 CV.

Cambio: Secuencial de 5 marchas.

Diferencial: Autoblocante precargado.

Embrague: Hidráulico monodisco cera-metálico.

No te pierdas...

- Entrevista a Rubén Gracia, piloto Mitsubishi en el Dakar

Tags

  • Peugeot
  • Peugeot 2008DKR16
  • Rallys