9 cosas que no conoces del equipo Porsche en Le Mans, ganador de las 24 horas

Curiosidades y detalles del equipo más fuerte en Le Mans…¡contados por un ingeniero español!

Roberto Gómez es un ingeniero español de datos en el equipo Porsche en Le Mans, sí, el encargado de gestionar los miles y miles de datos que el coche ofrece a los ingenieros para conocer, en tiempo real, cómo se desarrollan los acontecimientos sobre el asfalto, posibles averías, fallos, etc. Un coche de Le Mans, como el Porsche 919 Hybrid, tiene sensores en todas partes, que continuamente están siendo enviados primero al box y, posteriormente si hace falta, a la sede del equipo en Weissach, Alemania. ¿Quieres conocer algunos secretos del equipo Porsche en Le Mans? 

 

Equipo Porsche en Le Mans: un auténtico ejército

 

Equipo Porsche en Le Mans 919 hybrid competicion motorsport

 

Un coche LMP1 de Le Mans necesita mucha gente a su alrededor para poder competir con garantías. ¿Te has preguntado alguna vez cuánta gente? Pues ya te lo digo yo: unas 75 personas, entre ellos, unos 20 ingenieros que se encargan de casi cualquier cosa que te puedas imaginar: sí, incluso hay ingenieros de estrategia, encargados, únicamente, de ir modificando la estrategia del equipo con el paso de las horas, teniendo en cuenta la información que reciben de otros departamentos del equipo y de otras muchas variables externas.

 

Equipo Porsche en Le Mans: recambios de sobra

La zona de recambios es una auténtica pasada: es una pena que no nos dejaran hacer ni una sola foto en el interior de las instalaciones del equipo Porsche en Le Mans, pero intentaré explicaros claramente lo que vieron mis ojos. El Porsche 919 Hybrid tiene recambios de todo y todo está perfectamente organizado en una especie de caos ordenado que ocupa, principalmente, la parte superior del box (tiene dos pisos). En la parte inferior, no obstante, se encuentran los motores, con su transmisión ya montada, a la espera de alguna necesidad: tienen dos por coche, aunque este solamente se puede cambiar antes de la carrera, por ejemplo, después de la clasificación. Todas las piezas del coche se pueden sustituir y, según Roberto, se podría realizar un coche completamente nuevo solo con los recambios allí presentes (salvo el chasis, claro está).

 

 

Equipo Porsche en Le Mans: ingeniero de pista

¿Sabías que el ingeniero de pista es el único autorizado a hablar con el piloto? Este ingeniero es clave durante las 24 horas de Le Mans ya tiene que dar mucha información al piloto y gestionar la información que llega desde otros departamentos del equipo, como por ejemplo en el que trabaja Roberto. 

 

Equipo Porsche en Le Mans: informática, fundamental

En la parte superior hay una zona que sorprende: varios servidores informáticos no dejan de mostrar lucecitas verdes y una serie de personas merodean en una pequeña y oscura habitación. Es la zona de los informáticos. ¿Qué pinta aquí un informático? Pues se encargan de procesar los miles y miles de datos que fluyen dentro del equipo, entre el equipo y el coche y, por supuesto, entre el equipo en Le Mans y el equipo central en Weissach, Alemania (ahora ya sabes de donde sale el nombre del Porsche 918 Spyder Weissach). 24 horas al día se está enviando información, sin parar.

 

Equipo Porsche en Le Mans: sensores de todo

 

Roberto Gómez Porsche en Le Mans equipo ingeniero

 

Un ingeniero de datos como Roberto debe tener la información más precisa posible para conocer cómo está el coche. Para ello, el coche utiliza sensores de todo tipo y en todas partes: ¡incluso la carrocería cuenta con sensores para advertir de posibles toques o roturas que puedan afectar a otros componentes, como la refrigeración del motor o la aerodinámica! La monitorización del coche es total y dudo que un humano en la UVI esté tan controlado como lo puede estar un coche de las 24 horas de Le Mans. ¡Espectacular!

 

Equipo Porsche en Le Mans: la velocidad, clave

En Le Mans todo puede pasar, pero si pasa, hay que ser rápido. En cualquier otra carrera, un fallo mecánico puede ser definitivo, aquí no tiene por que: por ejemplo, en las 24h de Le Mans 2017, el Toyota TS050 Hybrid sufrió una avería en el sistema híbrido y los mecánicos e ingenieros del equipo japonés cambiaron todo el motor eléctrico en poco más de una hora. En Porsche, afirman que son capaces de cambiar todo el motor de combustión, con la transmisión, en apenas una hora. ¡Cómo se pongan a hacer swaps de motor no acaban!

 

Equipo Porsche en Le Mans: coche inteligente

Una de las cosas que más me sorprendió de la charla con Roberto fue cuando hablamos de la gestión del combustible por parte del coche: en Le Mans la eficiencia es clave, pero yo pensaba que era el piloto el que modificaba la propia gestión del carburante y no es así, es el coche el que, automáticamente, calcula el consumo realizado y va adaptando el motor, y en general todo el sistema de propulsión, para cumplir con las necesidades en cada sector: si en el primer sector el coche ha consumido un 3% más de lo debido, el motor se adapta y en el siguiente sector intentará consumir un 3% menos para compensar. ¡Qué pasada!

 

Equipo Porsche en Le Mans: neumáticos, calentitos

 

Equipo Porsche en Le Mans 919 hybrid competicion motorsport

 

Nada más entrar en el box del equipo Porsche en Le Mans me encuentro con grandes estructuras metálicas de un tamaño notable. ¿Y esto qué demonios debe ser? Pues algo que te esperas encontrar en una panadería, no aquí: son hornos para calentar los neumáticos. Me atrevo a tocar el exterior y está realmente caliente. Aquí se meten los enormes neumáticos en filas de cuatro y se calientan a una temperatura de 80%, para que cuando el coche reciba las nuevas gomas no deba calentarlas en la pista y no sufra por quedarse sin adherencia.

 

Equipo Porsche en Le Mans: ¿dormir? Poco

Durante las 24h de Le Mans se duerme poco, eso es así y no hay otra: uno de los mejores ejemplos de ‘sarna con gusto no pica’. Pero si estás trabajando en el equipo de Porsche en Le Mans (e imaginar que en todos los equipos pasa lo mismo) todavía dormirás menos de lo normal. Nuestro protagonista se levantará a las 5 de la mañana del sábado para empezar a preparar todo para la carrera y no se irá a dormir hasta las 11 de la noche del domingo. ¡O eso nos dijo en su momento! Seguro que la fiesta por la victoria de Porsche en las 24h de Le Mans 2017 se alargó más de la cuenta. ¡Enhorabuena!

Lecturas recomendadas