Este Ford Focus con motor de Nissan GT-R participará en la Pikes Peak

La propuesta de Pace Innovations es esta salvajada.

La subida a Pikes Peak 2017 está en marcha, damas y caballeros; el evento se celebrará el mes que viene y entre los vehículos inscritos se encontrará el Ford Focus con motor de Nissan GT-R que puedes ver en el vídeo sobre estas líneas.

Nos cuentan nuestros amigos de Carbuzz que esta prueba es famosa por ser una de las más exigentes del mundo. Sus casi 20 km acogen 156 curvas en las que los cambios de superficie son constantes. Y sus 1.439 metros de desnivel te dan una idea de por qué se la conoce como ‘la carrera hacia las nubes’. Aunque eso ya te lo habíamos dicho aquí.

Para lidiar con estas condiciones, los coches que se atreven a afrontar la Pikes Peak se convierten en algunas de las creaciones más extremas del mundo, como el Peugeot 208 T6 que llevó Sebastien Loeb y que aún conserva el récord de la prueba. Pero este Ford puede dar la sorpresa.

Cuenta con un chasis tubular hecho a medida y es un invento del piloto Toni Quinn y del preparador australiano Pace Innovations. Oh, quizá llamarlo Ford sea un poco arriesgado, ya que lo único reconocible del modelo son los pilares A…

Lleva el motor 3.8 biturbo V6 de un Nissan GT-R, con 860 CV y 976 Nm de par. Se ha colocado en el centro de la estructura, tras el conductor, para mejorar el reparto de pesos, y está conectado a un sistema de cuatro ruedas motrices. La suspensión de carreras se ha puesto a punto para adaptarse lo mejor posible a un terreno que no perdona errores.

Podrás seguir en directo la subida a Pikes Peak 2017... ¡en Internet!

Como puedes ver en el vídeo de High Performance Academy, los chicos que han realizado una prueba de este monstruo, su diseño no es precisamente discreto. El spolier delantero, los faldones y el alerón están pensados para intimidar. Ah, por cierto, los test han ido bien. Este Focus (ejem) está listo para la Pikes Peak 2017.

Lecturas recomendadas