Kimi Raikkonen pide a gritos por radio su volante: steering wheel!

Pero, ¿cómo le hacen esa faena al bueno de Kimi?

Imagen de perfil de Javier Prieto

Ya se sabe que Kimi Raikkonen es un tipo peculiar y que sus mensajes por radio suelen dar mucho juego. Y así lo demostró -una vez más- en el pasado GP de Azeibaiyán 2017.

No te pierdas el vídeo y sobre todo el audio, en el que reclamó a gritos por la emisora del equipo que le devolvieran el volante y los guantes de su SFH-70.

La verdad es que la escena con el finlandés dentro de su coche rojo y siendo ‘remolcado’ por la tracción humana de sus mecánicos tuvo su puntillo. Por unos instantes la ‘maniobra’ nos transportó a otras épocas ‘gloriosas’ de la escuadra italiana cuando las chapuzas y las improvisaciones estaban a la orden del día.

Todo comenzó en la vuelta número 23 cuandoel finlandés sufrió un pinchazo que le obligó a pasar por boxes. En principio, se pensó que ahí acabado su carrera, por lo que quitó el volante de su lugar habitual y los guantes de sus manos.

Sin embargo, La Scuderia cambió de opinión y decidió sacarle de nuevo a pista. Y ahí vino el lío porque empujaron su bólido rojo hasta el final de la calle de boxes con Kimi dentro del coche y sin volante.

El preciado objeto de deseo lo portaba uno de los mecánicos que iba corriendo junto al bólido. La escena fue surrealista con un puñado de hombrecillos de rojo moviendo un Ferrari sin volante y su piloto dando berridos por la ' team radio'.

Afortunadamente, y tras unos cuantos gritos de Kimi, le devolvieron su codiciada pieza y pudo reintegrarse a la carrera en la que se quedó con el tercer puesto de cajón.

No hay duda de que sigue siendo todo un personaje, en el amplio sentido de la palabra. ¡Qué no se retire nunca!

Lecturas recomendadas