¡Peligro! Las cagadas y otras andanzas de los comisarios de pista de la F1

No vas a parar de reírte con los momentos más divertidos de los comisarios de pista en la F1. Bailes, pit stops de coña y algunas caídas en el asfalto, son sus logros.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ver galería

¿No soportas a tu jefe ni al pelota de tu compi?¿Has vuelto a discutir con tu pareja? ¿Tu suegra amenaza con presentarse en tu casa a comer? ¿La dieta te está amargando? No te preocupes. En Top Gear tenemos el remedio para que te olvides por un rato de todas esas preocupaciones. Hoy con los momentos más divertidos de los comisarios de pista en la F1, te vas a partir de risa. Por cierto, si después de leer el post y ver los vídeos no has soltado varias carcajadas, acércate urgentemente al hospital más cercano. Si fuera así, estarías muy grave. 

Si pensabas que lo habías visto todo con los peores pit stops de la F1 que te puedas imaginar, los peores pilotos de la categoría reina o las peores escuderías de la historia, hoy te vas a sorprender..y a divertir un montón. Arrancamos ya con nuestra versión periodística de Un día en las carreras de los Hermanos Marx.

Los llamados marshalls son unos elementos -en en amplio sentido de la palabra- fundamentales en cada cita del Mundial. Su labor, garantizando la seguridad, resulta indispensable. Sin embargo, a veces las cosas se tuercen. Porque, ¿quién no ha ido a trabajar distraído?¿Quién no se ha equivocado en el curro? ¿Quién no ha tenido un mal día? Ahí es cuando estos amigos se convierten en parte del problema y del... espectáculo.

GP de Canadá: Poltergeist en la pista

Precisamente, un compendio de todas estas circunstancias se han dado en varias ocasiones en el Circuito de Montreal. Así sucedió en el GP de Canadá 2011. Un comisario que trataba presuntamente de retirar los fragmentos de un coche accidentado, se cayó en medio de la pista. Pero, como el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, volvió a besar el asfalto. Demostró en el lance de carrera que poseía la agilidad de un hipopótamo y la velocidad de una tortuga. Salvó la vida gracias a San Cristóbal, su ángel de la guarda y a los reflejos de los pilotos, que consiguieron sortear al bulto sospechoso. Esperamos que desde entonces tenga prohibida la entrada al autódromo.

Da la sensación de que en el Gilles Villeneuve existen algunos duendecillos un poco cab***cetes. Porque también en 2011 llegó otro de los momentos más divertidos de los comisarios de pista en la F1. Fue porrazo antológico. En esta ocasión sucedió tras un golpe del Red Bull de Sebastian Vettel en el Muro de los Campeones. Enseguida saltó un marshall para auxiliarle. Pero cuando emprendió la carrera hacia el bólido, menuda hos***  que se pegó. Esperamos que ya haya finalizado sus sesiones de rehabilitación.

Tres años antes,en el GP de Canadá 2008, se había producido una de las participaciones más gloriosas gloriosa de los oficiales de pista. Resulta que el bólido de Felipe Massa se había quedado tirado en una zona peligrosa. Y claro, ahí estaban los responsables de retirarlo. La comedia llegó cuando 4 operarios y un bombero mirón no fueron capaces de sacar el Ferrari de esa zona del trazado. No te pierdas el vídeo, con la musiquilla de Benny Hill. Ahí los tenías, a los 3 valientes, empujando el coche hacia adelante y hacia detrás sin hacerse con él. Todo un numerito...canadiense. Como has comprobado, en tierras norteamericanas se han vivido algunos de los momentos más divertidos de los comisarios de pista en la F1.

Japón: Un sentido del humor muy oriental

A veces en la vida viene bien echarse unas risas. Y eso es lo que hacen de una forma muy original y habitual los comisarios nipones. Son todo un espectáculo; de hecho, ya forman parte de él. Te preguntamos, ¿cuántas veces has visto a unos comisarios realizando un cambio de ruedas al safety car en medio de la pista? ¿Y a Mickie Mouse zurrándose con Winnie The Pooh en la 130R? Pues eso solo puedes verlo en el país asiático. Cada año, los japoneses ponen a prueba su ingenio y simpatía. Y ciertamente, no paran de sorprendernos. Estamos casi seguros de que no habías visto nunca algo similar. Las imágenes te van a dejar con la boca abierta. Seguro que después de contemplarlas piensas que son los momentos más divertidos de los comisarios de pista en la F1.

Bailes y otros numeritos en los circuitos

En algunas de sus participaciones, los comisarios de pista dan rienda suelta a sus instintos artísticos. Y lo mismo nos sorprenden con un bailecito en Hungaroring 2013, que con una coreografía de flipar en Bahrein 2014. No se puede negar que todos ellos aportan su granito de arena al Gran Circo. Bueno y algunos, algo más exhibicionistas, nos regalaron un calvo al paso del coche de seguridad. O sea, con el culo al aire. Fue en el GP de India 2013. No sabemos si éstos fueron los momentos más divertidos de los comisarios de pista en la F1. Pero seguro que fueron de los más frikis. ¡Cómo están esas cabezas!

Por último, queremos finalizar este artículo rindiendo homenaje a los comisarios de pista en la F1 y en todas las competiciones automovilísticas. Se juegan el pellejo por vivir las carreras desde dentro y sin cobrar un euro. Por eso, vaya desde aquí todo nuestro reconocimiento hacia ellos. Aunque es cierto que algunas veces son actores principales de unas situaciones muy cómicas.

Ver galería

Tags

  • F1
  • Circuitos de F1