Previo GP Brasil 2016: las combinaciones para que Rosberg sea campéon

En el Previo del GP de Brasil 2016 te contamos todas las combinaciones posibles para que Rosberg sea campeón del mundo en Interlagos.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Rosberg y Hamilton se juegan el Mundial en Brasil

En el Previo del GP de Brasil 2016 te contamos cómo llegan los protas del Mundial al país de la samba. Para no hacerte un lío con los cálculos, te explicamos que si Nico Rosberg gana la carrera será el campeón. Pero si eres de los que se flipan con las combinaciones de resultados, hoy vas a disfrutar con nuestro post. 

Si embargo, en los planes de Lewis Hamilton no entran esas posibilidades. Ha aterrizado en Sao Paulo con la firme determinación de vencer. Quiere trasladar la lucha a Abu Dabi. Seguro que al 44 de las flechas de plata no le gustaría recordar que en el GP de Brasil se han decidido 6 títulos de F1. Y preferirá recordar la carrera épica carrera de Ayrton Senna en el GP de Brasil de 1991 para inspirarse.

Y por si fuera poco, en medio de esta batalla podrían interponerse los Red Bull. De Ferrari, casi mejor no hablar. Los españoles, por su parte, podrían tener opciones de puntuar. Interlagos es un circuito que se adapta a las debilidades de sus mecánicas. 

Rosberg quiere bailar samba en Brasil

El certamen ha entrado en su fase decisiva, esa en la que se distinguen a los hombres de los niños. Ya no hay tiempo para las especulaciones. Es la hora de los valientes. Interlagos será el escenario del duelo al sol -o bajo la lluvia, en este caso- entre los dos pistoleros más rápidos del año. Nico Rosberg, llega líder con 19 puntos de ventaja. Hamilton no se rinde.

Nico anda algo timorato y reservón. Solo ha triunfado en una de las últimas cuatro carreras. Si no quiere complicaciones, debería vencer en Brasil. De esa forma se llevaría la corona. Pero, ¿que otras combinaciones le harían campeón? Vamos al lío, nunca mejor dicho.

Si Rosberg termina segundo, Hamilton debería ser cuarto; si Nico queda tercero, Lewis, sexto; si el alemán llega el cuarto, el inglés tendría que hacerlo en octava posición; si el germano finaliza el quinto, el británico debería quedarse en el noveno puesto; y si el hijo de Keke cruza la meta el sexto, Lewis tendría que clasificarse el décimo. A partir del séptimo lugar, se esfuman las aspiraciones del 6 de Mercedes para alcanzar la gloria en el José Carlos Pace.

Ah, y la climatología va a poner sus gotas de emoción. Las previsiones anuncian lluvia para el domingo. Y en ese caso se complica la situación para el rubito de las flechas de plata. Porque éste se diluye en el asfalto mojado. ¿Recuerdas su actuación en Mónaco 2016? Terminó sexto y ¡detrás del McLaren de Alonso! En sentido contrario, Lewis Hamilton se maneja muy bien bajo la lluvia.

A favor de Nico están los números y las estadísticas. Ha vencido en el José Pace en 2014 y 2015. Pero en una carrera loca su ventaja podría esfumarse. ¿Y Hamilton? Pues, está en racha. Pero, quizás se ha despertado demasiado tarde. Ya no tiene margen de error. Solo le vale la victoria si quiere prorrogar la lucha hasta la última cita en Abu Dabi. 

Red Bull, una amenaza para los de arriba

Los bólidos azules, que se han consolidado como segunda escudería de la parrilla, podrían ser jueces del título. Sus pilotos aspiran a subirse al podio en el José Carlos Pace. Y es un objetivo factible visto el rendimiento del equipo. Daniel Ricciardo ha visitado el cajón en Austin y México, apoyado en el buen ritmo de su montura. El simpático australiano se consolida como un piloto muy completo y peligroso para sus adversarios. Y el holandés maravilla, Max Verstappen tiene ganas de sacarse la espinita de algunos errores e infortunios recientes. Y por si fuera poco, el chasis del RB12 se adapta como un guante a las características del trazado paulista. Esta parejita energética va a dar guerra este domingo. Seguro.

Ferrari, el cuento de nunca acabar

La Scuderia sigue inmersa en su especial Via Crucis. Están más perdidos que un pulpo en un garaje. La tensión en el seno del equipo se puede cortar con un cuchillo. Un buen ejemplo de ello es Sebastian Vettel. Está desquiciado, frustrado y cabreado como un mono. Sus faltas de respeto a otros rivales -Carlos Sainz y Fernando Alonso- y a Charlie Whiting en México así lo demuestran. Ve fantasmas donde no los hay. Mientras Kimi,cuando se lo permite la estrategia de la formación, sigue cumpliendo. Ya han perdido el segundo escalón de la clasificación en favor de los chicos de Christian Horner. Por cierto, Arrivabene ha descubierto que el calor es el gran enemigo de los bólidos rojos. Pues que solo se compita en el Polo Norte.

Oportunidad de puntuar para los nuestros

Los  españoles tienen una buena oportunidad de rascar algunos puntillos en el GP de Brasil 2016. El pequeño Circuito de Interlagos es propicio para sus tortugas mecánicas. Las carencias de Toro Rosso y McLaren podrían quedar disimuladas en este trazado corto.

Fernando Alonso, que se ha relajado en California con un McLaren 650s, quiere terminar entre los diez primeros en Brasil. No lo hace desde Austin. El asturiano quiere borrar el mal sabor de boca de Japón y México. A ver si su McLata se lo permite.

En cuanto al madrileño, demasiado tiene ya con realizar un papel digno con ese hierro pintado de azul. Está demostrando gran calidad y paciencia al volante del STR11. El hijo de Carlos Sainz podría darnos una alegría al mover su casillero. Con la voluntad de este chaval, todo es posible.

¡Qué Dios reparta suerte!

Ver galería

Tags

  • F1