Roborace: ¡así se prueba el Fórmula 1 eléctrico y autónomo!

Esos pilotos pioneros dejan su vida en manos de la tecnología. ¡Ole sus hu**os!

Roborace pruebas autonomo monoplaza coche eléctrico silverstone

¿Estás preparado para ver el futuro del motorsport? ¿Estás preparado para ver rodar un coche de competición sin piloto? Señores, señoras: esto es un Roborace:

 

 

Probablemente ya sabrás que los Roborace serán pregoneros de la Fórmula E, una competición de coches autónomos que va a transformar el mundo de las carreras: por primera vez en la historia, en Roborace la tecnología es única protagonista en una carrera de coches, dejando al piloto a un puesto de mero espectador, como tú o como yo. Ya sé que muchos pensáis que esto es un sin sentido, pero amigos, quizás el futuro del motorsport sea así: ¡un pique tecnológico ente las marcas más punteras!

No te lo pierdas: Audi abandona Le Mans para concentrarse en la Fórmula E

En el vídeo con el que abro este artículo puedes ver, por primera vez, cómo rueda un Roborace en el Circuito de Silverstone. Estéticamente es más parecido a un LMP1 de las 24h de Le Mans que a un Fórmula E: aquí puedes ver con detalle el Jaguar de Fórmula E. Ahora bien, lo más importante no es el diseño, si no la tecnología necesaria bajo su carrocería para que el coche sea capaz de moverse, a toda pastilla, por un circuito sin salirse y sin matar al pobre piloto espectador sentado en su interior.

 

Ver galería

 

De primeras te puede parecer algo todavía muy lejano, pero te equivocas: ¡el año que viene ya empezará a competición Roborace! Este cúmulo de sensores, procesadores, cámaras y metros de cables son los encargados de mover este coche de carreras, el piloto pasa a un segundo lugar para dejar que la tecnología sea la dueña y señor del coche, aunque esto, viendo la Fórmula 1, ya ocurre a día de hoy aunque haya un piloto conduciendo: ¡por muy bueno que sea el piloto, si el coche es malo, no va a conseguir nada! Entonces: ¿eliminamos al piloto y vamos al grano? El mundo del automóvil está cambiando a pasos agigantados y probablemente, en diez años, no lo va a conocer ni su madre.

Tags

  • Roborace
  • Coches autónomos
  • Coches Eléctricos