El DeLorean ya vuela. No como en 'Regreso al Futuro', pero...

Sentimos el spoiler.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Delorean DR-7

¿Un DeLorean volador? Lógicamente, lo primero que aparece en tu cabeza es el vehículo en el que Marty McFly y Emmet Brown daban paseos por el tiempo en ‘Regreso al Futuro’. Pero la compañía es ahora algo muy diferente… aunque también hablamos de un coche. Un coche volador, para más señas. Evidente, ¿no?

A subasta un DeLorean de Regreso al Futuro: ¡corre a por él!

Paul DeLorean es el nieto de John DeLorean; en 2012, fundó DeLorean Aerospace con la noble intención de crear el mencionado coche volador, explican en Carscoops. En aquel momento, esa idea parecía una locura (que se lo digan al director de la famosa trilogía). Pero ahora, en 2017 y sin que el continuo espacio-tiempo haya sido alterado (al menos, no de forma consciente para nosotros), este tipo de industria tiene el potencial suficiente para ser considerada un gran negocio. Uno muy serio.

Tanto es así, que la empresa ya ha terminado el desarrollo de su DR-7 (nombre del Delorean volador) y ha construido dos modelos a escala. Básicamente, este vehículo consta de dos alas muy prominentes situadas tras el piloto y su pasajero, así como de otro par, más pequeñas, en el frontal. La potencia llega mediante dos enormes ‘ventiladores’ que pueden girar para permitir que el DR-7 despegue y aterrice de forma vertical, además de proporcionar empuje hacia delante.

La compañía quiere que su coche volador sea completamente eléctrico y cuente con una autonomía suficiente para recorrer 193 km con una sola carga. Antes de eso, Paul DeLorean asegura que se llevarán a cabo pruebas con un DR-7 a escala real y controlado por radio… dentro de 12 meses. Lo veremos en un futuro…

Lecturas recomendadas