Kitty Hawk Flyer: o cómo Google quiere hacerte volar

Ni es un coche, ni es un avión... es más bien un cacharro volador y no necesitarás licencia para pilotarlo.

Ya ha aterrizado entre nosotros, en su sentido más literal, el Kitty Hawk Flyer, un cacharro volador creado por el cofundador de Google, Larry Page, para disfrutar de tus ratos de ocio. No esperes un coche, ni un avión ni nada por el estilo... es más bien un dron gigante

¡Qué locura! El buggie volador capaz de hacer un backflip en el aire

Sin embargo, ha sido diseñado para soportar el peso de una persona y puede despegar y aterrizar de manera vertical sobre tierra o agua. El aparato no es que de mucha seguridad de primeras, pero cuenta con la aprobación de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos y cualquiera podrá conducirlo, sin necesidad de licencia

Tampoco te creas el Kitty Hawk Flyer vale para todo; no ha sido diseñado para surcar el cielo de las ciudades, como los taxis voladores de Uber, sino más bien para pilotarlo en lugares despejados, lagos o, ¿quién sabe? playas, como si fuera una especie de jetski. Me aventuro a decir que se trata de un aparato para bolsillos pudientes y caprichosos cansados ya de su bici, tabla de surf... 

Sin embargo, Page es mucho más optimista a la hora de presentar su 'juguetito': "Todos hemos soñado alguna vez con volar sin esfuerzos. Estoy realmente nervioso de pensar que muy pronto, llegará un día en el que pueda subir a mi Kitty Hawk Flyer para un vuelo personal y sencillo". 

Lecturas recomendadas