El Peugeot que no se oxida ni estando 38 años en un pantano

El modelo, robado hace 38 años, ha sido encontrado cuando el agua del pantano ha bajado de nivel debido a la sequía.

Pantano

No te pierdas: Y de repente una reliquia

Una mujer se ha reencontrado con su Peugeot 104 de 1975 casi cuatro décadas después de que se lo robaran. Una sequía ha hecho que el agua de un pantano bajase de nivel, dejando al descubierto al Peugeot. Puedes ver las fotos del coche recuperado aquí.

 

 

Las autoridades locales han explicado que el hombre en cuya propiedad estaba el pantano llamó a la Policía tras ver al Peugeot en el fondo, ante el temor de que hubiese un cuerpo en su interior. Afortunadamente, este no fue el caso, si bien ahora se está investigando cómo un coche de 42 años ha llegado ahí y, lo que es todavía más alucinante, en un estado aceptable, sin siquiera óxido en la carrocería.

Tras bucear entre informes y papeles, la Policía encontró la respuesta: había una denuncia por robo del Peugeot 104. El coche fue sustraído en 1979 en la ciudad de Reims (Francia) y, al parecer, los ladrones lo tiraron poco después al pantano.

La clave por la que el Peugeot habría resistido y no se habría oxidado estaría en el tipo de barro, cuya naturaleza evitó que el modelo acabase destrozado por la corrosión.

Lo que desconocemos es el estado en que está el motor, y si podrá volver a funcionar...

Fuente: Associated Press.

 

 

Lecturas recomendadas