El sello ideal para mandar tus felicitaciones navideñas

Los sellos del Mercedes SL Pagoda son el complemento perfecto, para que tus felicitaciones navideñas de este año sean aún más especiales. Dignos de colección.

Ver galería

Gracias a Internet, el coleccionismo de sellos goza de buena salud de nuevo. Buena prueba de ello son los sellos del Mercedes SL Pagoda. Los intercambios entre coleccionistas siguen siendo comunes y, a pesar de que cada año se envían menos cartas (malditos emails), las ediciones especiales no desaparecen. Un objeto de colección tan friki como estas camisetas y relojes del Volkswagen Golf GTI.

Los sellos conmemorativos del Mercedes SL Pagoda sólo se podrán usar en el Servicio Postal Alemán, pero en esta página de coleccionismo puedes comprarlos por sólo 10 euros, gastos de envío incluídos.

El Mercedes W113 es conocido comúnmente como 'Pagoda', por la similitud de su techo con este tipo de construcciones asiáticas. En el Salón de Ginebra del año 1963 se presentó ante el gran público en un evento en el que el director técnico de la marca, Fritz Nallinger, dijo que habían creado "un coche deportivo, rápido y seguro que, a pesar de sus prestaciones, es altamente confortable a la hora de viajar".

No te pierdas: Tic-Tac-Tic-Tac los relojes de la F1

Se trataba de un biplaza descapotable que se vendía con capota de lona y con un techo duro opcional, que lo convertía en un coupé-cabrio. Este techo, que se podía quitar y poner ‘fácilmente’ con la intervención de cuatro adultos, fue precisamente el que le hizo saltar a la fama por sus peculiares formas, ya que era más alto de lo habitual en este tipo de coches.

La primera versión fue denominada 230 SL y estaba dotada de un motor de seis cilindros en línea, con 2,3 litros y 150 CV, que le permitían alcanzar los 200 km/h. La segunda versión, 250 SL, llegó en el año 1966 con algunos cambios estéticos y con un nuevo propulsor bajo el capó, que era en realidad una evolución del 230 con la cilindrada aumentada hasta los 2,5 litros y un par superior que mejoraba la respuesta en la zona baja de cuentavueltas. La versión final hizo acto de presencia en 1967 bajo la denominación 280 SL y se mantuvo a la venta hasta la llegada de la siguiente generación del SL en el año 1971. Su principal novedad fue el motor 2.8 de 170 CV.

Y así llegaba el fin de un modelo que a nadie dejó indiferente durante sus ocho años de vida y del que ahora nos llegan los sellos del Mercedes SL Pagoda. Dichos sellos tienen un valor de 70 céntimos de euros, con lo que podrás mandar una carta normal, eso sí, como te he dicho, sólo en Alemania.

Se hará una tirada especial de 1.963 sellos, precisamente el año de presentación del biplaza alemán.  

 
Ver galería

Tags

  • Sellos
  • Mercedes