Vídeo: frenar con el pie izquierdo - cuándo sí y cuándo no

Frenar con el pie izquierdo mola, pero déjaselo a los expertos...

Con los años de experiencia, la conducción se convierte en un proceso automático; en él, lo normal - y seguro - es frenar con el pie derecho pero… ¿qué pasa si decides frenar con el pie izquierdo?

Lo más probable es que entres en 'modo confuso' y tu cabeza te diga que eso no es lo que debes hacer… pero utilizar el pie izquierdo para frenar es posible y tiene una serie de ventajas, sobre todo en conducción deportiva y competición.

No te pierdas: Un tramo de rally recorre Nürburgring del revés. Oh, sí... 

En las imágenes que puedes ver aquí - ¡ojo, con expertos al volante! - queda muy claro de qué manera frenar con el pie izquierdo ayuda a reducir tiempo al pasar de acelerador a freno y aumenta la agilidad con la que un piloto de rallys se enfrenta a un tramo, por ejemplo.

Disfruta del vídeo, pero si no eres un conductor experimentado o te llamas Walter Röhrl, te recomendamos que no lo intentes en casa - apunta: ¡NO LO INTENTES! -  a no ser que quieras dejarte los piños en el volante o protagonizar un peligroso momento. 

Lo mismo pasa con los coches con cambio automáticos: si alguna vez has conducido uno, quizá te hayan dicho eso de “olvídate de que tienes pie izquierdo” o te llevarás un buen susto… Pues bien, mi recomendación es que si llevas un manual, hagas más o menos lo mismo… Recuerda que el pie izquierdo solo se siente cómodo si lo usas para el embrague. 

 

Tags

  • frenada
  • técnica de conducción

Lecturas recomendadas