Flipante gymkhana de BJ Walding y su 'truck' por Cuba

Un norteamericano tomó las calles de La Habana con su bicho mecánico. Pero, tranquis, llegó en son de paz.

Imagen de perfil de Javier Prieto

¡Madre mía!, la que lió BJ Baldwin a lomos de su bestia (Toyota Pick-up) de 850 caballos por Cuba. Salto por aquí, drift por allá, el piloto norteamericano se dio un paseo por las zonas más hermosas de la capital caribeña y por sus espectaculares playas.

Pero claro, este acróbata del volante no iba a tomar un autobús turístico, como lo haría un visitante cualquiera. Ni mucho menos.

El amigo BJ se montó una excursión a lo Baldwin. Pilló su  purasangre y disfrutó circulando a todo trapo ya fuera por amplias avenidas, estrechas calles, pistas forestales o playas.

En algunas secuencias no sabes si estás viendo un concurso de acrobacias o una prueba de 4x4 extremo.

Por cierto, al final del trayecto al que llegó tras atravesar media selva, se marcó un vuelo flipante. El escenario, una hermosa playa de arena blanca y fina y de aguas turquesas. se te caerá la baba.

Tampoco tiene desperdicio la forma tan chula que tiene de aparcar su buga al llegar a una fiesta. Está claro que haber sido copiloto de Robby Gordon en el Dakar, le permitió aprender un montón de trucos.

Las acrobacias de esta ghymkana caribeña de Baldwin son de tal calidad que las firmaría el mismísimo Kem Block, aunque sin tanto bache ni saltito.

Solo le hemos puesto una pega a la cinta. Estando en el país de los mojitos y los daikiris, la última escena debería haber sido más creíble si el prota hubiera saboreado una de esas celestiales bebidas. Cosas de los patrocinadores. Nadie es perfecto.

Como hoy la cosa va de brincos y piruetas, échale un ojo a la galería de fotos que aparece bajo estas líneas. Vas a aprender a sortear atascos. 

 

 

Lecturas recomendadas