Las locuras (automovilísticas) de Robby Gordon en el Dakar

Debido a su ausencia, este año hemos echado de menos las locuras de Robby Gordon en el Dakar. ¿Qué te parece si recordamos sus travesuras más famosas en el rally? Este tío es un crack, aunque a veces se le vaya la cabeza.

Imagen de perfil de Javier Prieto

¿Quién no ha flipado alguna vez con las maniobras de Robby Gordon en el Dakar? Lo de este niño grande resulta alucinante, es pura dinamita al volante de su Gordini. Las locuras (automovilísticas) del piloto californiano forman parte ya de la historia del rally más duro y legendario del mundo. Y no es para menos porque las piruetas de este acróbata motorizado son muy, pero que muy fuertes... a veces, incluso demasiado. Tanto es así que el mayor salto de un camión volador vivido en el raid evoca la técnica de conducción made in Robby.  

Genio e ídolo travieso en el Dakar

Robby Gordon en el Dakar es capaz de marcarse un 360 en medio de una etapa, de saltar con su coche como un canguro, de transitar por una montaña como una cabra, de rodar en el desierto como un touareg, de volar con su montura como supermán, de adelantar a un rival a empujones y también de provocar un accidente absurdo por una de sus frikadas. Así es, para lo bueno y para lo malo, este genial e inimitable deportista.

Al travieso corredor, le sobran velocidad, carisma y talento. Por eso mismo es uno de los particpipantes del raid más queridos por el público. ¿Quién y dónde es capaz de acercarse a un espectador situado en el arcén de una carretera para que le haga una foto un admirador suyo? Ya sabes la respuesta: Robbie Gordon en el Dakar.

Sin embargo, algunos critiquillas se preguntan, ¿qué pasa con su falta de regularidad y mesura? Pues que si tuviera esas virtudes, no sería él. Así de fácil, compañero. Recuerda que las locuras de Gordon en el Dakar son una de sus señas de identidad.

Por cierto,, este enfant terrible de 48 añitos, se convirtió en 2005 (Volkswagen Touareg) en el primer estadounidense en ganar una especial del mítico raid. En total, y si la memoria no nos falla, Robbie Gordon ha ganado 9 etapas del Dakar y fue tercero en 2009, registros nada desdeñables.

Una veloz y exitosa trayectoria

El trapecista americano de las cuatro ruedas lleva compitiendo, con el pie a tabla y con la victoria y la diversión como objetivos, más de la mitad de su vida. De hecho, ha participado en un montón de especialidades, desde pruebas off-road hasta otras en circuito como las reputadas NASCAR, Champ Car e Indy Car Series. Hay pocas disciplinas de las cuatro ruedas que se le hayan resistido.

Inició su carrera profesional a mediados de los 80 emulando a su padre, el gran Baja Bob Gordon. Como tarjeta de presentación se llevó de calle cinco títulos seguidos (1986-1990) del Score International Off-Road, a los que sumó un sexto en 1996. Al mismo tiempo conquistó la Baja 1000 en los años 1987, 1989 y 2006, así como un par de ediciones de las Mickey Thompson Series.

Simultáneamente, se pasó a las carreras en circuitos donde firmó cuatro victorias en las 24 Horas de Daytona entre 1990 y 1994 y tres en las 12 Horas de Sebring. También debutó en 1991 en las 500 Millas de Daytona, triunfando en 2001 y 2003. Además, desde 1993 corrió las 500 Millas de Indianápolis, venciendo en 1994 y 1996.

Y por si todo esto fuera poco, es uno de los únicos locos que junto a John Andretti y Tony Stewart, has disputado en el ¡mismo día! las 500 Millas de Indianápolis y las 600 Millas de Charlotte.  Como ves, las locuras de Robby Gordon en el Dakar, solo son una pequeña parte de sus hazañas automovilísticas.

Su hoja de servicios haría palidecer a más de uno. Esperamos ver de nuevo a Robby Gordon en el Dakar y que su ausencia en la edición de 2017 haya sido solo el descanso del guerrero...de las dunas y la gasolina.

 

 

Tags

  • Dakar
  • París Dakar

Lecturas recomendadas