Prueba del Skoda Kodiaq: los checos llegan al mercado a lo grande

Lo han vuelto a hacer: práctico, amplio, barato, bien hecho y SUV. Lo tiene todo para triunfar. ¡Ya lo puedes ir a comprar!

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

Prueba del Skoda Kodiaq. ¿Es un buen paso, no?

Desde luego, el lanzamiento del Skoda Kodiaq es una maniobra lógica en la estrategia de la marca checa de seguir atrayendo clientes a sus concesionarios como si se fuera a terminar el mundo. Con un SUV. De siete plazas... Y con espacio y calidad de sobra. Es decir, como ya nos tienen más que acostumbrados otros modelos como el Octavia o el Superb con los que, por cierto, mantiene innegables similitudes estéticas. Desde luego esa era la idea: crear un modelo nuevo, con características específicas como la parrilla en 3D, pero cuya estética exterior encajara con la nueva imagen de Skoda.

¿Es un crossover de verdad, o sólo un familiar más alto?

Ambas son correctas: puedes comprarlo con tracción total y, gracias a su generosa altura libre al suelo de 19 centímetros, su capacidad para remolcar hasta 2,5 toneladas y su modo offroad puede resolver papeletas relativamente comprometidas fuera del asfalto. Bueno, relativamente comprometidas o muy comprometidas, porque sus cotas todoterreno son bastante similares a las de, por ejemplo, todo un VW Amarok. Tiene un ángulo de ataque de 22º y el de salida es de 23º.

No obstante, no deja de ser cierto que, en realidad, el uso mayoritario que todo el mundo le va a dar es el de una berlina familiar algo más cómoda. Un rival directo del Nissan X-Trail o el KIA Sorento. Sí, también lo es del Land Rover Discovery Sport -aquí, tirando de un tren de 100 toneladas-, pero su precio lo aleja un poco del grupo... 

¿Y qué tal cuando tengas que circular con él en la ciudad?

Aunque parece muy grande, tras realizar la prueba del Skoda Kodiaq hemos comprobaro que realmente sólo es cuatro centímetros más largo que un Skoda Octavia Combi 2017, así que callejeando sólo va a requerir un poco más de cuidado al girar en una esquina... o una buena póliza de seguros si eres demasiado torpe, claro. Servirá para ir a recoger a los niños al colegio y para ir cada sábado a comprar a tu supermercado masificado favorito. ¡Es el coche perfecto!

Muy gracioso. ¿Qué hay del interior?

Es lo suficientemente espacioso para acomodar a siete pasajeros en trayectos cortos. 

¿En trayectos cortos?

Sí. Tampoco vayas a pensar que es un minibús. No, el hueco disponible tanto delante como en la segunda fila es bastante amplio. Además, esta se puede desplazar longitudinalmente hasta 18 centímetros y los respaldos se pueden reclinar hasta en cinco posiciones diferentes. Pero, como puedes imaginar, las plazas de la tercera fila, que son escamoteables, son aptas únicamente para pasajeros de talla media -más bien tirando a pequeña- para desplazamientos relativamente breves, como por ejemplo llevar a tus hijos y sus amigos a ver un partido de fútbol o a pasar una mañana en el campo. Tampoco es una locura meter ahí detrás a un adulto, ya que el espacio disponible para la cabeza es muy generoso, pero tendrás que avisarle de que no te haces resonsable de contracturas en las rodillas, porque, eso sí, se verá obligado a ir con las piernas bastante dobladas.

Lo mejor es que, incluso con la tercera fila desplegada, queda maletero para llevar los aparejos necesarios para un domingo de los buenos: una nevera, unas cuantas sillas plegables y un balón. Si abates los asientos la historia cambia y el maletero se revela espacioso, regular y tremendamente aprovechable. En este caso tiene nada más y nada menos que 720 litros de capacidad y si pliegas los respaldos de la segunda fila alcanza incluso ¡¡2.065 litros!! Sí, has imaginado bien, no hay ningún otro SUV de este tamaño que sea capaz de acoger tantos litros. Yo creo que con eso se podrían llenar algunas piscinas municipales de algunos pueblos...

Ver galería

Vale, así que puedo llevar a los amigos de mis hijos sin problemas. ¿Estarán entretenidos?

La idea de llevar a bordo a seis adolescentes es terrorífica pero, si decides hacerlo de todos modos, debes saber que el Skoda Kodiaq de nuestra prueba lleva puertos USB, paneles de carga por inducción, varias tomas de 12 voltios e incluso un punto de acceso Wi-Fi opcional. Esta última opción forma parte del nuevo sistema Skoda Connect, que será gratuito durante el primer año y permite acceso a internet para conocer al instante el estado del tráfico o lugares de aparcamientos disponibles en tu destino. Para ello, se nutre de los mejores sericios online disponibles, entre los que se encuentra, por supuesto, Google Maps o Streetview.

Lleva tomas de ventilación por todo el habitáculo y para facilitar la conversación de los pasajeros delanteros con los de la tercera fila, tu voz es recogida por el micrófono del manos libres y reproducida en los altavoces traseros. Esta es una de las soluciones 'Simply clever' de las que tanto presume la marca. La verdad es que es práctica, aunque todos los niños estarán jugando con su smartphone y no te van a hacer ni caso. 

Y también hay detalles 'sencillos e inteligentes' que no implican nada electrónico: hay paraguas ocultos en las puertas delanteras, un hueco bajo el suelo del maletero para colocar más objetos, una linterna en la parte trasera, un rascador de hielo en la tapa del depósito de combustible, un reposacabezas específico por si quieres echar una siesta y cuando abres una puerta aparece un protector de plástico para evitar que la destroces contra los coches aparcados al lado. ¿Te parece innecesario? Piensa que atrás viajan niños que rara vez son conscientes de las abominables consecuencias de sus actos...

Parece que está pensado para cuidar mucho a los pasajeros... ¿qué tal la conducción?

El Skoda Kodiaq está diseñado sobre la plataforma MQB -la misma del Volkswagen Golf 2017, por ejemplo, que también es la que utiliza su hermano el Skoda Octavia- y tiene la misma distancia entre ejes que el Volkswagen Passat. Pero es más alto y algo más pesado, lo que se traduce en un mayor movimiento de masas cuando quieres exprimir al nuevo SUV del Grupo al máximo. Su peso oficial declarado parte de 1.427 kilos, aunque las versiones TDI suben bastante por encima de los 1.700 kg.

Vamos, que es un tanque...

¡Nop! Que cuando quieras buscarle las cosquillas se las puedas encontrar fácilmente no es óbice para que el comportamiento del coche, en términos generales, sea muy bueno. La dirección es sorprendentemente precisa y tiene el peso adecuado. Sus frenos van bien y aportan mucha confianza al volante. Y la suspensión está bien tarada para contener los balanceos de carrocería propios de un viaje normal realizado por un conductor normal. Además, puedes incorporar en el pedido la suspensión adaptativa DCC (Control Adaptativo Dinámico del Chasis), que está disponible como opción en los acabados Ambition y Style e interactúa con el Selector de Modo de Conducción para fijar las características de amortiguación a los modos Comfort, Normal y Sport, y adaptarlos a tu estilo de conducción.. 

Para el tipo de conducción a la que lo van a someter el grueso de sus potenciales compradores, es un coche fantástico. 

¿Mejor que un SEAT Ateca?

Estamos hablando de dos coches distintos, aunque pertenezcan a la misma familia: el SEAT Ateca tiene cinco plazas y la unidad de nuestra prueba del Skoda Kodiaq siete. Vale, puede que el modelo español tenga algo más de nervio al ponerse en movimiento... pero su público objetivo es ligeramente distinto. Buenos coches ambos, al fin y al cabo. 

 

Ver galería

 

Perfecto. Hablemos de motores...

La gama del Kodiaq en España estará compuesta por cinco motores: tres gasolina TSI de 125, 150 y 180 CV y dos diésel TDI de 150 y 190 CV. Todas ellas -salvo la opción de 125 CV- disponibles con la tracción total y la caja de cambios automática DSG. La opción que nosotros hemos probado y que consideramos más lógica para este coche es la de dos litros diésel y 150 CV, que sirve para mover con soltura -aunque sin alardes- al coche y que seguramente sea la más vendida... con diferencia. En marchas bajas muestra muy buen empuje y saca a relucir sus 340 Nm de par, que están disponibles desde solo 1.750 rpm. 

La opción ideal, si no tienes en mente escapar de forma regular al campo, es el TDI de 150 CV con tracción delantera y cambio DSG. Su consumo es de solo 4,9 litros, su respuesta es muy suave y sus prestaciones, cuando le exiges, están a la altura. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos. Más adelante, llegará un Skoda Kodiaq híbrido enchufable: debería montar el mismo sistema híbrido del Passat GTE, con un total de 218 CV. Aunque no adelantemos acontecimientos.

¿Estás pensando en el modelo de 125? Además de estar asociado al acabado más sencillo de todos, sólo está disponible con tracción delantera y la potencia es algo justa para un coche de este tamaño... 

¿Qué hay de los precios? 

Aquí es donde viene la mejor parte: el abanico de precios del nuevo Skoda Kodiaq es generoso y sus versiones más equipadas no suponen un desembolso bestial en comparación con sus hermanas más espartanas. Eso implica que serán los acabados medios y altos los más vendidos, como cabría esperar. 

Quiero cifras

A continuación te dejo el listado oficial de precios -sin descuentos- del coche que, como ya te he dicho, resultan de lo más interesantes. Teniendo en cuenta sus características, su diseño y el nombre que la marca ha sido capaz de hacerse a lo largo de años de duro trabajo, estamos seguros de que va a tener una acogida más que buena en todos los mercados, incluido el nuestro. Si estás interesado, el configurador del Skoda Kodiaq se pondrá en marcha el próximo 1 de diciembre, pero si eres de los que no puede esperar tanto, el Skoda Kodiaq ya se puede reservar en los concesionarios de la marca checa: un detalle importante, los primeros 300 pedidos incluirán de serie la tercera fila de asientos (7 plazas en total) y el mantenimiento durante siete años. ¡A correr! Los primeros ejemplares llegarán en el mes de marzo de 2017.

Gasolina

Skoda Kodiaq 1.4 TSI 125 CV 2WD Active - 25.140 euros.

Skoda Kodiaq 1.4 TSI 150 CV 2WD DSG Ambition - 31.240 euros.

Skoda Kodiaq 1.4 TSI 150 CV 4WD Ambition - 31.240 euros.

Skoda Kodiaq 1.4 TSI 150 CV 4WD Style - 34.9440 euros.

Skoda Kodiaq 1.4 TSI 150 CV 4WD DSG Style - 36.940 euros.

Skoda Kodiaq 2.0 TSI 180 CV 4WD DSG Style - 38.640 euros.

Diésel

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4WD Active - 30.740 euros.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4WD Ambition - 33.390 euros.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4WD Style -37.090 euros.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 2WD DSG Ambition - 33.900 euros.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 2WD DSG Style - 37.090 euros.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4WD DSG Ambition - 35.390 euros.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4WD DSG Style - 39.090 euros.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 190 CV 4WD DSG Style - 40.540 euros.

 

Tags

  • Skoda Kodiaq