El robot inteligente de Volkswagen que reacciona a cada gesto

En el Smart Production Lab de Volkswagen el futuro ya ha llegado.

Ver galería

Conseguir un robot industrial inteligente capaz de interactuar con los seres humanos para optimizar al máximo los procesos industriales es el objetivo de Wolfgang Hackenberg y Johannes Teiwes, dos ingenieros que se encargan de probar un prototipo de robot del futuro en el Smart Production Lab que el Grupo Volkswagen tiene en la planta de Wolfsburgo. Estos robot deberán coger e instalar ejes de transmisión y anillos de embrague, algo que es un juego de niños para los robots industriales siempre que trabajen detrás de una barrera de seguridad.

No te lo pierdas: todos los Tesla serán vehículos autónomos

No obstante, en este laboratorio se trabaja ya en nuevos procesos de producción: por primera vez, humanos y robots trabajan codo con codo. ¿Cómo se consigue? Dotando al robot de la tecnología y los conocimientos necesarios que le permitan interactuar con los humanos en una planta de producción. Estos ingenieros de Volkswagen, junto con todo su equipo y con la ayuda de expertos del Centro de Investigación alemán de Inteligencia Artificial (DFKI) han conseguido transmitir todo este conocimiento al robot.

Hackenberg se acerca al robot e inmediatamente este ralentiza sus movimientos, aparta sus brazos y queda la espera para seguir trabajando: “el robot detecta mi aproximación y me tiene en cuenta", explica Hackenberg. "Es el requisito fundamental para la interacción persona-máquina". En la fábrica del futuro, maquinaria, equipamiento, robots, bienes y productos estarán interconectados, las personas y los robots no trabajarán por separado ni a destiempo, sino a la vez y en cooperación.

 

Ver galería

 

"Hasta ahora, ha sido necesario asegurar una separación física en los procesos y las áreas de trabajo de personas y robots", comenta Hackenberg. "Pero esto no es una colaboración auténtica. Ahora hemos integrado un robot exclusivo con sensores utilizando un software con el que trabajadores y robots pueden ocupar el mismo espacio de trabajo sin ningún tipo de daño, y hasta pueden interactuar. Por primera vez, hemos sido capaces de conseguir cooperación directa entre personas y robots".

¿Cuál es el objetivo de esta evolución? La fábrica 4.0 no prescindirá de los trabajadores humanos, ya que seguirán siendo necesarios: "Queremos robots para asumir tareas físicamente exigentes o ergonómicamente complicadas", afirma Hackenberg. El objetivo es conseguir una fábrica del futuro donde las personas deberán llevar a cabo tareas complejas con un alto nivel de conocimiento especializado, creativo o con capacidad para solucionar problemas. Las personas se concentrarán en valor añadido, mientras que los robots asumirán el control en trabajos ergonómicamente difíciles y físicamente extenuantes. 

Tags

  • Robots
  • Tecnología
  • Volkswagen